Josep Borrell, el pasado 12 de diciembre durante su intervención en el Foro ABC - GUILLERMO NAVARRO / Vídeo: Así es el Airbus C-295

Borrell viaja a la India para impulsar la venta de 56 aviones militares de Airbus por 1.570 millones de euros

Posibles contratos de Navantia, Indra o ferroviarios, entre otros objetivos de su primera misión del año

Nueva Delhi (India)Actualizado:

La India, el país de los 1.400 millones de habitantes y llamado a alcanzar en próximos años a China como superpotencia demográfica, ha sido el destino elegido por el ministro de Exteriores, Josep Borrell, para iniciar su actividad diplomática este año que desperezamos.

Tras llegar en la tarde de este lunes al aeropuerto Indira Ghandi de Nueva Delhi, en un vuelo del Airbus A-310 del Ejercito del Aire y acompañado por primera vez por periodistas, el ministro Borrell asiste este martes a la inauguración del Diálogo Raisina, un foro de geopolítica, economía y seguridad donde tendrá mañana dos citas destacadas: un discurso de 20 minutos en el que disertará sobre el futuro de la Unión Europea y el papel en ella de España; y un almuerzo-coloquio, junto a otros participantes, con el título «Viejo mundo, nuevas fronteras: el futuro de Europa».

Pero no será esta la principal misión que justifique el viaje. Tal y como anunció durante el vuelo en una improvisada rueda de prensa, Borrell se mostró esperanzado en impulsar la firma próxima de un contrato por el cual Airbus fabricaría 56 aviones militares de transporte medio C-295, las primeras 16 unidades saldrían íntegramente de la planta de Airbus en Sevilla, el resto se fabricarían en la India. «Es un contrato concedido pero aún no rubricado», aclaró Borrell. La cifra del contrato asciende a 1.800 millones de dólares, casi 1.570 millones de euros.

Existen otras oportunidades comerciales por las que el ministro se interesará en sus reuniones con los responsables indios de Exteriores, Defensa y Transporte: la licitación ya abierta para construir cuatro buques portahelicópteros (tipo «Juan Carlos I») en la que compite Navantia; nuevos contratos para la gestión del tráfico aéreo a los que aspira la tecnológica Indra; o próximas iniciativas del Gobierno indio en el sector nuclear civil, energías renovables o descontaminación de aguas.

Desarrollo ferroviario

«El desarrollo ferroviario también es muy importante. India es un país con demanda de 40.000 vagones», explicó Borrell quien detalló que en este país con una tasa de crecimiento de 6,7% en 2017 se produce «una nueva experiencia a la China». Es decir, un «boom» económico sostenido en el tiempo, aunque si bien es cierto lastrado por la enorme complejidad política (29 estados y 24 idiomas reconocidos), las históricas disputas con Pakistán y China y la extrema desigualdad de una sociedad organizada en castas.

Borrell se reunirá con los representantes de las principales empresas españolas con negocios en la India con el objeto de conocer sus preocupaciones e intereses en el país. Actualmente, 200 compañías nacionales se encuentran en la India, siendo el 36° destino de las exportaciones españolas con 1.276 millones de euros. La balanza comercial es claramente negativa para España, ya que las importaciones indias fueron valoradas en 3.877,4 millones en 2017.

El jefe de la diplomacia española también espera abrir un hueco en la agenda política india, que afronta elecciones generales este año, para una visita en 2019 del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez. El primer ministro indio, Narendra Modi, ya viajó a España en mayo de 2017.

Otro asunto que centrará el interés de Borrell será la participación de la fragata española Méndez Núñez (F-104) en unas maniobras navales junto a la Marina de la India este año. Este ejercicio se circunscribe dentro del gran despliegue de siete meses que este buque de la Armada Española realizará junto al portaaviones estadounidense «Abraham Lincoln», tal y como informó ABC. Por tanto, en el ejercicio naval Indo-Pacífico participarán asimismo los buques de la US Navy.

De vuelta a su participación en el Diálogo Raisina, Borrell detalló que el Brexit será uno de los temas que acaparará la atención. «Debemos convencerles de que las relaciones UE-India seguirán siendo igual o mejores tras la salida del Reino Unido», dijo a los periodistas para luego valorar someramente el estado de la cuestión a menos de tres meses de que expire la fecha dada por los países de la UE y Reino Unido para materializar el Brexit (29 de marzo). «Estamos preparando todo lo preparable para un escenario de “hard Brexit”», concluyó.