Bildu propone a un exmiembro de Batasuna vinculado a ETA para la lista europea con ERC

Pernando Barrena sustituiría a Josu Juaristi, que renunció tras reconocer «actuaciones inaceptables» con su expareja

BilbaoActualizado:

Josu Juaristi anunció el pasado viernes que se apearía de la lista conjunta de EH Bildu, ERC y BNG para las elecciones europeas, en la que ocupaba la segunda posición, tras reconocer que mantuvo «actuaciones inaceptables» con su expareja durante la separación. Su lugar será ocupado previsiblemente por Pernando Barrena, quien fuera miembro de Herri Batasuna y exparlamentario de Euskal Herritarrok en Navarra, que carga en su historial con diversas detenciones por su vinculación con ETA y la izquierda radical.

Concretamente, Barrena fue miembro de la Mesa Nacional de Herri Batasuna entre 1998 y 2001. Posteriormente integró la dirección de Batasuna y ejerció como parlamentario navarro por Euskal Herritarrok. En años posteriores fue imputado por las reuniones que mantuvo en 2006 con el exlendakari Juan José Ibarretxe y diferentes personalidades de la izquierda radical, causa que finalmente fue archivada.

En febrero de 2008, Barrena fue arrestado por orden del juez Baltasar Garzón, que le acusó de integración en organización terrorista por reiteración delictiva al seguir actuando en nombre de una Batasuna que ya estaba ilegalizada. Como reconoció los hechos que se le imputaban, el radical pasó solo dos años entre rejas.

Un pasado suficientemente virtuoso para EH Bildu, que lo ha propuesto como número dos en la lista de «Ahora Repúblicas» que conformó junto a ERC, BNG y otras formaciones de izquierda. La decisión queda ahora en manos de las bases, que deberán votar telemáticamente la próxima semana para resolver si apoyan la candidatura.

Actuaciones inaceptables

El puesto lo ocupó hasta el pasado viernes el europarlamentario Josu Juaristi, que renunció tras reconocer que se encontraba en «un estado físico y emocionalmente frágil» tras la ruptura de la relación sentimental que mantenía.

«He de reconocer que tras la ruptura he mantenido actuaciones inaceptables como el envío de mensajes fuera de lugar y sin el consentimiento preciso, lo que ha causado daño a esa persona», explicó Juaristi, que previamente había sido suspendido cautelarmente de militancia.