Juan Carlos Quer y Juan José Cortés
Juan Carlos Quer y Juan José Cortés - EFE

Aumentan a 2,42 millones los apoyos a la prisión permanente tras el caso del niño Gabriel

Los padres de Diana Quer, Mari Luz Cortés, Marta del Castillo, Ruth y José Bretón impulsaron esta reclamación

MadridActualizado:

El apoyo ciudadano a la petición contra de la derogación de la prisión permanente revisable en la plataforma Change.org ha tomado un nuevo impulso este lunes 12 de marzo después de que se descubriera el cuerpo de Gabriel, el niño de Níjar (Almería), muerto presuntamente a manos de Ana Julia Quezada Cruz, la pareja del padre del menor.

Esta reclamación, que supera los 2,42 millones de firmas, la impulsaron los familiares de Diana Quer, Mari Luz Cortés, Marta del Castillo, Ruth y José Bretón Ortiz y Candela y Amaia con el objetivo de evitar que el Pleno del Congreso de los Diputados apruebe el próximo jueves 15 de marzo la derogación de este tipo de pena prevista para los supuestos de excepcional gravedad en el Código Penal.

La Cámara baja tramita desde el pasado mes de octubre la derogación de la prisión permanente. Un tipo penal al que podría enfrentarse Ana Julia Quezada si, una vez que concluya la investigación, es acusada de un delito de asesinato del menor de Níjar.

La mayoría absoluta de la que disfrutaba el PP en la X Legislatura le llevó a reformar el Código Penal para introducir la pena de la prisión permanente revisable —una de las medidas estrella del exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón— o la «cadena perpetua», como lo denomina la oposición, que recurrió esta figura penal en el Tribunal Constitucional.

En la legislatura vigente, el PNV presentó una proposición de ley que el Pleno del Congreso debatió y tomó en consideración el pasado 10 de octubre, gracias al apoyo que recibió de toda la oposición, a excepción de Ciudadanos que optó por abstenerse.

«Las familias, ajenas a cualquier ideología política, nos hemos unido en esta gran lucha con la esperanza de evitar que se vulneren los derechos más elementales del ser humano y que otras familias tengan que vivir nuestro calvario. Por eso, hoy más que nunca, necesitamos tu firma en esta petición», subrayan en esta petición.