El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, durante la reunión ayer con presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara - EFE

Ábalos promete una lluvia de millones para el tren de Extremadura «difícil» de cumplir

Fomento asegura que licitará para el ferrocarril y en solo tres meses lo mismo que se presupuestó en 2018 para toda la Comunidad

MadridActualizado:

O Pedro Sánchez es mago o su ministro de Fomento, José Luis Ábalos, promete algo casi imposible a los extremeños. El titular de la cartera de infraestructuras se reunió ayer en Madrid con el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y anunció que en los primeros seis meses de 2019, el Gobierno licitará 375 millones de euros para mejorar las infraestructuras ferroviarias de la región. En claro, Ábalos se comprometió a sacar a concurso contratos ferroviarios por casi la misma cantidad –385 millones– que los Presupuestos de 2018 reservaron para invertir en todo el año, en toda Extremadura. Y todo esto cuando el Ejecutivo ni siquiera tiene los Presupuestos para este año aprobados.

Precisamente hoy el Consejo de Ministros aprobará el proyecto presupuestario de Sánchez, pero este trámite únicamente abre un largo proceso que acabaría en abril, fecha en la que en el mejor de los casos entrarían en vigor los presupuestos diseñados por el equipo del presidente del Gobierno. El farragoso y arduo -como se presupone- trámite parlamentario hace que aquel primer semestre del que habla Fomento en su promesa a los extremeños se reduzca a únicamente tres meses operativos –abril, mayo y junio– para realizar las licitaciones y cumplir su promesa. Todo esto en el mejor de los casos.

De esta forma pretende el Gobierno responder a una vieja demanda en Extremadura, que hace diez días, el 1 de enero, vivió uno de sus episodios más lamentables, cuando 160 pasajeros del convoy que une Madrid y Badajoz se quedaron tirados en medio de la noche a causa de una –otra– avería en su tren. Pese a la difícil misión que supone cumplir con estas licitaciones, Fomento se felicitó en el comunicado con el que realizó el anuncio por aumentar «en un 41%» la inversión en infraestructuras ferroviarias de Adif y Adif Alta Velocidad presupuestada en 2018.

«La inversión prevista se destinará a actuaciones a realizar tanto en alta velocidad como en la red convencional ferroviaria y contempla la renovación de infraestructuras ferroviarias para las líneas que conectan Extremadura tanto con Madrid, como con Andalucía y Castilla-La Mancha», especificó Fomento, institución con quien este diario intentó contactar sin éxito para que explicara qué otras partidas presupuestarias se verán mermadas ante este incremento en el volumen de inversión planteada.

«Anuncio electoralista»

La noticia, sin embargo, fue recibida con escepticismo entre las filas de los populares extremeños. «No nos creeremos nada hasta que no lo veamos publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE)», indicó a ABC el presidente del PP en la región, José Antonio Monago, quien también criticó el oportunismo de esta promesa, realizada a escasos meses de las elecciones autonómicas y municipales. «Es un anuncio electoral», cargó Monago, quien insistió en la «dificultad» de que este anuncio se traduzca posteriormente en una realidad para los usuarios de estas líneas de ferrocarril: «Los extremeños no viajan en anuncios, sino en trenes que, por el momento, siguen perdiendo los tornillos cuando no salen ardiendo».

De igual modo, fuentes populares consultadas por este diario desconfiaron de que se pueda licitar una cantidad tan grande en un margen tan pequeño de tiempo. «Nunca se ha ejecutado tanto en Extremadura», sostienen estas fuentes que, a buen seguro e igual que el resto de extremeños, tomarán buena nota de si finalmente el Gobierno es capaz de cumplir con esta promesa. En Fomento, mientras tanto, presumen de «su firme compromiso» con los ciudadanos de Extremadura. El tiempo dirá.