Rivera llegó primero a la meta tras adelantar a Cantó en la recta final
Rivera llegó primero a la meta tras adelantar a Cantó en la recta final - MIKEL PONCE
Elecciones Generales

Rivera y los suyos corren un «esprint final para echar a Sánchez»

El presidente de Ciudadanos elude hablar ahora de los cargos de un futuro gobierno

Sigue en directo el día después de las elecciones generales en ABC.es

ValenciaActualizado:

Albert Rivera, Inés Arrimadas, Edmundo Bal, Toni Cantó y María Muñoz han participado en una carrera que confían completar este domingo en las urnas. En Valencia, donde los liberales cerrarán esta tarde la campaña electoral, han recorrido 2,5 km simbólicos en un «esprint final para echar a Sánchez».

Rodeados de niños ataviados con camisetas de Ciudadanos, que han sido los claros ganadores de la carrera, han emprendido a trote los 2.500 metros del trayecto.

De los adultos, Rivera ha sido el primero en entrar en la meta tras adelantar al candidato a presidir la Comunidad Valenciana en la recta final. Cantó se ha descolgado y ha terminado entrando a la par con Arrimadas. Por detrás han llegado Bal y la economista Muñoz, candidata por Valencia al Congreso de los Diputados.

No se moja con Vox

Tras afirmar ayer en un desayuno informativo en Madrid que no es partidario de formar un tripartito con la formación de Santiago Abascal, hoy ha evitado repetir este mensaje.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha dejado la puerta abierta a integrar a Vox en su ejecutivo -si su partido suma con Cs y Vox-, pero Rivera ha preferido «no repartir ministerios» antes de conocer los resultados electorales.

Antes de la carrera, el líder liberal ha insistido en que los «trackings» les sitúan con posibilidades reales de encabezar una alternativa a Sánchez. El presidente del Gobierno también ha tenido un mensaje para Rivera desde la Cadena Ser, y le ha pedido que «reflexione» a partir del lunes.

Rivera, que mantiene su veto a Sánchez y al PSOE, ha aseverado que el jefe del Ejecutivo se está desinflando en los últimos días y que teme perder su asiento en la Moncloa.