Marín y DÍaz, en el vídeo del PP
Marín y DÍaz, en el vídeo del PP - ABC

Elecciones andaluzas 2018Susana Díaz y Juan Marín, dos enamorados en «Titanic», según un vídeo del Partido Popular para las elecciones andaluzas

Los populares advierten en su última campaña en redes de las elecciones andaluzas de que PSOE y Ciudadanos repetirán el pacto de la última legislatura

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La campaña de estas elecciones andaluzas está dejando multitud de momentos peculiares en las redes sociales. Los asesores de comunicación han descubierto el filón de las redes sociales y de la viralización de los contenidos e intentan, parodias en mano, que su mensaje se distribuya por Internet apelando al humor. Es el caso de la rumba por Sabina Pedripol a Adelante Andalucía y Susana Díaz. Lo es también en el caso del PP, que estos días ha lanzado un nuevo vídeo en el que usa la película Titanic y Love Actually para explicar la cercana amistad de Susana Díaz y Juan Marín.

El vídeo, que está circulando por Twitter e Instagram, muestra a un Juan Marín como Leonardo DiCaprio en Titanic y a Susana Díaz como Kate Winslet. Cogidos de la mano, en la proa del Titanic, son dos enamorados a los que el mundo sonríe. Pero entonces llega el malvado iceberg que hundió el barco y, parece, la relación del PSOE y Ciudadanos en la Junta de Andalucía.

El vídeo muestra cómo Susana-Kate deja morir a Marín-DiCaprio y le traiciona, acabando con su buen entendimiento. El drama; el fin. Pero... «En el amor siempre hay segundas oportunidades», anuncia el vídeo del PP andaluz. Cambio de película. Del mar a Londres. De Titanic a Love Actually. ¿Recuerdan la escena en la que un enamorado Andrew Lincoln se declaraba con tarjetas a una casada Keira Knightley mientras sonaba un villancico de fondo? La teoría del PP es que, pasadas las elecciones del 2D, Marín será Lincoln y Díaz, Knightley. EL amor triunfará de nuevo.

El mensaje final del vídeo (el amor y la alianza entre PSOE y Ciudadanos es tan fuerte que se repetirá) se cierra con el mensaje: «en este 2 de diciembre, que no te cuenten películas. Sobre todo si ya sabes el final».