Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía en San Telmo
Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía en San Telmo - Raúl Doblado

Elecciones en Andalucía 2018Cinco presidentes para la Junta de Andalucía: de Rafael Escuredo a Susana Díaz

El perfil de cada uno de los dirigentes que ha tenido la comunidad autónoma desde 1982

SevillaActualizado:

A Rafael Escuredo le correspondió el honor de ser el primer presidente electo de Andalucía, cuyo cargo desempeñó hasta 1984. Le siguió José Rodríguez de la Borbolla, hasta 1990. Manuel Chaves fue su sucesor, manteniéndose 19 años y José Antonio Griñán le tomó el testigo en 2009 para dimitir cuatro años después, cediéndole el puesto a Susana Díaz.

Rafael Escuredo

Nacido el 16 de abril de 1944 en Estepa, le correspondió el honor de ser el primer presidente electo de Andalucía, tras arrasar el PSOE y obtener mayoría absoluta en las elecciones de 1982. Escuredo fue un dirigente político atípico, alejado de los arquetipos orgánicos que gestionaban Felipe González y Alfonso Guerra, pero con una gran capacidad para conectar con el pueblo. Licenciado en Derecho por la universidad de Sevilla en 1967, trabajó junto a Gonzalez, quien le introdujo en la política. El 4 de agosto de 1982 es elegido presidente de la Junta de Andalucía.

Escuredo, en su etapa como presidente de la Junta de Andalucía
Escuredo, en su etapa como presidente de la Junta de Andalucía - EFE

Protagonizó una labor de desgaste al gobierno de la UCD en la etapa pre-autonómica, incluyendo una huelga de hambre en enero de 1980 en protesta por las condiciones del referéndum de autonomía que se iba a celebrar meses después, y en el que UCD pidió la abstención. Su faceta reivindicativa logró una gran aceptación social, con un amplio respaldo en las urnas.

A pesar de este éxito, durante los dos años siguientes se fue conviertiendo progresivamente en un hombre incómodo para el PSOE, hasta presentar inesperadamente su dimisión en 1984, tras sufrir un aparatoso accidente en Sierra Nevada. En 1985 fue designado como hijo predilecto de Andalucía.

José Rodríguez de la Borbolla

Perteneciente a una familia de amplia tradición política, Rodríguez de la Borbolla era vicepresidente de la Junta de Andalucía cuando Escuredo presentó su dimisión, ocupando su cargo. Miembro del PSOE desde 1972, Borbolla representa un perfil político mucho más involucrado en cuestiones de partido que su predecesor, y de hecho fue defenestrado al perder un pulso con Alfonso Guerra por el control orgánico del PSOE. En 1977 accedió a la Secretaria General del PSOE de Andalucía, y en 1984 fue designado presidente de la Junta.

El mandato de Borbolla consolidó la autonomía, enriquecida con nuevas transferencias, pero pronto comenzó a debilitarse por cuestiones internas. En el congreso del PSOE-A de 1985 se advierte ya una lucha entre los guerristas y el sector dominado por Borbolla, que recibirían la denominación de «renovadores» frente a la ortodoxia que representaba el vicepresidente del Gobierno de Felipe González. En este primer pulso los borbollistas coparon los cargos orgánicos e impusieron sus tesis.

Rodríguez de la Borbolla, jurando como nuevo presidente en 1984
Rodríguez de la Borbolla, jurando como nuevo presidente en 1984 - Díaz Japón

Tras una larga campaña de acoso y desgaste dirigida desde las filas de su propio partido, el XXXI Congreso, en 1988, supone la «ejecución» política de Borbolla. El todavía presidente defendió en este cónclave su informe de gestión, pero ya no se presentó a secretario general.

El guerrista Carlos Sanjuán le sucede como secretario general del partido y en las elecciones autonómicas de 1990 Borbolla ya no se presentaría como candidato, siendo sustituido por Manuel Chaves. Tras ser nombrado hijo predilecto de Andalucía en 1991 y perder unas primarias en Sevilla frente a Alfredo Sánchez Monteseirín, a partir de 2000 abandonó la primera línea, permaneciendo como senador. Tras dejar la política, regresó a la Universidad como profesor a tiempo parcial, lo que le permitió compatibilizar su actividad docente con la abogacía. En 2013 dejó de impartir clases en la Facultad de Derecho.

Manuel Chaves

Nacido en Ceuta en 1945 en el seno de una familia militar, coincidió con Felipe González en el colegio Claret de Sevilla, donde trabaron una amistad que se prolongaría posteriormente en la Facultad de Derecho de la Universidad Hispalense. En 1960 comienza su carrera política, siendo elegido diputado por Cádiz en 1977.

En 1986, tras la segunda victoria electoral del PSOE, es designado ministro de Trabajo por Felipe González, y desde entonces ha ocupado cargos de alta responsabilidad pública. En 1990, tras superar el 14 de diciembre de 1988 la primera huelga general de la Democracia, recibe el encargo de González de ser candidato a la Presidencia de Andalucía, que acata con resignación. Permanecería como presidente andaluz durante 19 años. Tras los comicios de 1994 vivió su coyuntura política más delicada, al situarse el PP a solo cuatro escaños en el Parlamento andaluz.

Toma de posesión del cargo por Manuel Chaves
Toma de posesión del cargo por Manuel Chaves - ABC

Obligado a adelantar las elecciones, en 1996 logró distanciarse nuevamente de los populares. Chaves consolidó una estructura de poder con Gaspar Zarrías como hombre fuerte en el Gobierno y Luis Pizarro en el PSOE, una fórmula que resultó efectiva hasta 2009, cuando Rodríguez Zapatero ejecuta un plan para renovar el partido en Andalucía y le desplaza de la Presidencia para incorporarlo a su Gobierno como vicepresidente de Política Territorial. Esta decisión estaba motivada por el ascenso en las encuestas del PP. Tras 26 años ocupando cargos públicos, una vez que tome posesión el Gobierno de Mariano Rajoy quedará como mero diputado. Es presidente del PSOE desde 2000.

José Antonio Griñán

Nacido en Madrid en 1946 -hijo, al igual que Manuel Chaves, de un militar del ejército de Franco- Griñán es un dirigente al que le ha llegado su mayor responsabilidad política en el último tramo de su carrera. Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla, ingresó en el PSOE a comienzos de la década de los ochenta, y tras el triunfo socialista en las elecciones autonómicas de 1982 fue viceconsejero de Trabajo y de Salud en los gobiernos de Rafael Escuredo y José Rodríguez de la Borbolla.

En 1990 Manuel Chaves le hace consejero de Salud de su primer gobierno, y dos años más tarde Felipe González le nombraría ministro de Sanidad y Consumo, cargo que cambiaría en 1993 por el de ministro de Trabajo, cargo que desempeñaría hasta 1996. En 2004 deja el Congreso de los Diputados y retorna a la política andaluza, siendo designado por Chaves consejero de Economía y Hacienda, para pasar a ser vicepresidente de su gobierno en 2008.

Investidura de José Antonio Griñán
Investidura de José Antonio Griñán - Raúl Doblado

En 2009, cuando Rodríguez Zapatero decide sustituir a Manuel Chaves como presidente andaluz, Griñán no era el candidato del presidente español para dirigir la Junta de Andalucía, pero el presidente saliente exigió designar a su sucesor y señaló a su número dos. La idea de Chaves era seguir controlando el PSOE andaluz como secretario general y con una persona de su confianza al frente del Gobierno, pero Griñán pronto comenzó a exigir más poder y a desprenderse de los integrantes del equipo de Chaves.

Así, reclamó ser designado secretario general del PSOE-A en lugar de Chaves, algo que logró en el Congreso extraordinario celebrado en 2010 y que le costó su amistad con Chaves. Desde que Griñán asumió todo el poder en Andalucía, el PSOE ha ido perdiendo posiciones en las encuestas de opinión, y en las dos elecciones celebradas bajo su mandato -municipales y generales, ambas en 2011- el PP se impuso a los socialistas por primera vez en Andalucía. La última parte de su mandato ha estado marcado por el escándalo del fraude en los ERE, tanto es así que en 2013 dimitió de su cargo tras 15 meses de legislatura. Cedió su cargo de forma oficiosa a Susana Díaz para «preservar» a la presidencia de la Junta de la «erosión» por el caso de los ERE.

Susana Díaz

Así, Susana Díaz, nacida en Sevilla en 1974 y licenciada en Derecho por la Universidad Hispalense llegó a la presidencia antes de ser candidata, además se erige como la primera mujer en llegar a este puesto. Griñán se encargó de prepararla para el cargo alejándola del caso de los ERE.

Díaz tiene el perfil de esta última generación de políticos que crecen en las sedes de los partidos y no cuentan con experiencia laboral más allá de los cargos orgánicos.

De hecho, ha ocupado este tipo de cargos en el PSOE de Andalucía e institucionales en el Ayuntamiento de Sevilla, el Parlamento de Andalucía, el Congreso de los Diputados, el Senado y el Gobierno andaluz. Antes de ser investida presidenta, Susana Díaz fue consejera de la Presidencia e Igualdad de la Junta en la IX Legislatura, entre junio de 2012 y septiembre de 2013.

Investidura de Susana Díaz en 2013
Investidura de Susana Díaz en 2013 - Raúl Doblado

En 2015 ganó las elecciones autonómicas y fue investida por el Parlamento de Andalucía gracias al apoyo de los 47 diputados socialistas y los nueve de Ciudadanos. Su carrera política parecía estar en su mejor momento hasta que se presentó a las primarias del PSOE para ser su secretaria general, pero los militantes de toda España decidieron que Pedro Sánchez regresara a su anterior cargo con el 61% de los sufragios.

Vencida y con su imagen tocada, la presidenta de la Junta de Andalucía ha vuelto a centrarse en su feudo y ha adelantado los comicios autonómicos con la sombra del juicio de los ERE sobrevolando su partido.