Francisco Pumar, Esteban Jiménez Planas, Ricardo Pumar, Ricardo Astorga y Monserrat Álvarez
Francisco Pumar, Esteban Jiménez Planas, Ricardo Pumar, Ricardo Astorga y Monserrat Álvarez - ROCÍO RUZ
Junta general de accionistas de Inmobiliaria del Sur

Insur aprueba su conversión en holding y anuncia «años muy positivos» a sus accionistas

La Junta de accionistas respalda la separación del negocio de promoción y patrimonial en dos sociedades cabecera

SEVILLAActualizado:

La Junta de Accionistas de Inmobiliaria del Sur (Insur), que se ha celebrado este sábado en Sevilla, ha dado luz verde por unanimidad a la reorganización societaria de la compañía cotizada sevillana, mediante la separación de sus dos actividades principales, la patrimonial (dedicada al alquiler, venta y gestión de activos en propiedad) y la promoción inmobiliaria.

Ello supone su conversión en una sociedad holding, con una matriz, Insur, de la que cuelgan dos filiales: Insur Promoción Integral como sociedad cabecera de la actividad de promoción, a través de la cual se desarrollará en el futuro toda la actividad promotora y constructora del grupo; e Insur Patrimonial, a la que se traspasa todo el negocio de arrendamiento.

El presidente de Insur, Ricardo Pumar, ha explicado a los accionistas presentes en la sede de la Fundación Cajasol, que esta operación tiene «la finalidad de optimizar la gestión, la asignación de recursos y la gestión del riesgo de cada una de ellas, así como la percepción y comprensión de las mismas por los analistas, inversores y terceros».

Objetivos

En este sentido, la reorganización societaria tiene también como objetivos la separación de riesgos entre los distintos negocios, conseguir una mayor flexibilidad para forjar asociaciones con otras empresas, la mejora de la comprensión y análisis de la compañía cotizada, así como franquear el acceso a fórmulas de financiación alternativas y abrir la posibilidad de «vehicular el negocio patrimonial a socimi», es decir, a una sociedad cotizada anónima de inversión en el mercado inmobiliario, con las ventajas jurídicas que ello conlleva.

El 78,8% del capital social de Insur ha estado representado en la Junta de esta mañana, a la que han asistido de forma presencial 307 accionistas. Con el respaldo de este amplio quórum, han quedado también aprobadas las cuentas del ejercicio 2017, en el que el grupo inmobiliario sevillano incrementó sus ventas un 47,5%, hasta alcanzar los 84,6 millones de euros, y obtuvo unas ganancias de 4,2 millones de euros, un 6,7% más.

El dividendo a repartir entre los accionistas propuesto por el consejo de administración y aprobado hoy asciende a 11 céntimos por título, de los cuales 5 ya se han abonado y los 6 centimos restantes se liquidarán el próximo 2 de julio.

Ricardo Pumar
Ricardo Pumar - ROCÍO RUZ

Reflexiones

En su intervención ante los accionistas, el presidente de Insur ha destacado que «la actividad patrimonial, después de varios años de retroceso como consecuencia de la crisis y de la salida de la administración andaluza de nuestros edificios, empieza a darse la vuelta y a mostrar importantes crecimientos en su cifra de negocio, lo que es muy importante, porque los aumentos de ingresos en esta actividad se trasladan prácticamente en su totalidad a los resultados».

Por otro lado, ha destcado que «la actividad de promoción está en pleno funcionamiento, con muchas promociones en desarrollo, aunque todavía no ha mostrado los resultados esperados porque los ingresos y resultados se contabilizan cuando se entregan las promociones y los períodos de maduración de éstas son entre 3 y 4 años». En este sentido ha indicado que las ventas de esta actividad siguen acelerándose y que al cierre del primer trimestre de 2018 superarán la cifra de 200 millones de euros.

Tambien las actividades de construcción y gestión, actividades instrumentales a las dos anteriores, «están incrementándose exponencialmente conforme aumenta el desarrollo de promociones a través de sociedades con inversores privados, sociedades consideradas negocios conjuntos, y que constituían uno de los ejes cardinales de nuestro Plan Estratégico, al objeto de poder adquirir mayores bolsas de suelo en mejores condiciones y diversificar los riesgos», ha señalado.

«Los resultados de cuanto venimos desarrollando y trabajando están ya mucho más cerca y ya si podemos afirmar, con un alto nivel de seguridad, que tenemos por delante varios ejercicios muy positivos», ha recalcado Ricardo Pumar.

El presidente ha transmitido «un mensaje de optimismo« a los accionistas, a los que anunció que, «después de muchos años de restricciones, se acercan años con muy buenas perspectivas».

«Sabemos lo que queremos, que hemos plasmado en un Plan Estratégico ambicioso pero alcanzable, nos hemos aprovisionado con anticipación de gran parte de la materia prima necesaria para desarrollarlo, estamos obteniendo toda la financiación necesaria para desarrollar nuestros proyectos y tenemos un gran equipo humano, preparado, cohesionado e ilusionado con el futuro del Grupo. Con estos elementos y un mercado en crecimiento, el futuro no puede ser sino halagüeño», ha concluido.

Plan estratégico

El director general de Insur, Francisco Pumar, ha detallado los objetivos del Plan Estratégico que la compañía ha puso en marcha en 2015 hasta el año 2020, una intervención que ha estado presidida por «un sentimiento de optimismo». En este sentido, el directivo ha dado por «supuradas» las heridas de la crisis y también anunció años «muy positivos» para la compañía, en los que se anuncian crecimientos significativos del resultado de explotación (ebitda).

El director general basa este optimismo en «el crecimiento de los ingresos en la actividad patrimonial, fruto de la mejora de la ocupación que está experimentando nuestros patrimonio; por los ingresos que se van a generar en la actividad de promoción, fruto de la entrega de las promociones que tenemos en marcha; así como de los ingresos que generan las acitivdades de gestión y construcción».

Junto a ello, ha señalado Pracisco Pumar, «estamos viendo que hay un crecimiento en el valor de venta de nuestras promociones y un recorrido al alza en el precio de los productos, bien es verdad que viene de unos niveles bajísimos».

En este sentido, Insur tiene actualmente en marcha unas 1.700 viviendas entre las que tiene ya en construcción (alrededor de 700) y las que se van a construir a corto plazo. Una parte de estas promociones las desarrolla en solitario, y otra a través de las cfinco joint venture que ha constituído con otras compañías e inversores.