Concurso de acreedores por provincias
Concurso de acreedores por provincias - ABC
Actividad concursal

Los concursos de acreedores bajan en Sevilla el doble que la media andaluza

Constructoras e inmobiliarias copan la cuarta parte de las insolvencias en la provincia

SevillaActualizado:

El año 2015 marcó un punto de inflexión en la actividad concursal de las empresas sevillanas, tras los años más negros de la crisis, con una caída de más del 30% en el número insolvencias. A partir de ahí, se han sucedido tres ejercicios sin apenas cambios, en los que el número de casos se ha estabilizado en torno a los 160 anuales en la provincia, según datos de la consultora Informa. Este registro se aleja ya del pico máximo alcanzado en 2012, cuando se declararon 293 quiebras de empresas sevillanas.

En 2018, la curva ha vuelto a descender de forma significativa, con una caída de casi el 16% en el número de concursos en Sevilla, casi el doble que el promedio regional (-8,5%). En concreto, 137 firmas fueron declaradas insolventes en la provincia (de forma voluntaria o no), 26 menos que en 2017. Esta cifra representa un tercio de los 454 casos registrados en toda Andalucía, donde también bajó el número de casos (42 menos que en 2017).

Esta evolución positiva de la actividad concursal en Andalucía y Sevilla se desmarca de la tendencia nacional, donde los concursos volvieron a aumentar por segundo año consecutivo. Así, en España se registraron 4.715 concursos, un 3,72 % más que en 2017.

En cuanto a Andalucía, después de Sevilla, Málaga, con 92 casos, y Granada, con 59, son las provincias donde la actividad concursal ha sido más intensa. El resto está por debajo de los 50 concursos, con Huelva en la escala inferior con 19.

Por sectores, el 24% de todos los concursos de acreedores declarados en la provincia de Sevilla en 2018 correspode a empresas constructoras e inmobiliarias. Ello supone que el proceso de depuración en el «ladrillo» aún continúa en la provincia.

A continuación, el comercio y los servicios empresariales, ambos con 23 casos, son las actividades que presentaron mayor número de compañías que se declararon insolventes para hacer frente a sus deudas en esta misma circunscripción, según los datos de 2018 facilitados por Informa. La industria, con 20, es el siguiente sector más vulnerable, mientras que ninguna de las restantes actividades de la clasificación superan los 10 concursos en el año. Es significativa la escasa actividad concursal que se aprecia en un sector como la hostelería, de enorme peso en la economía sevillana y con un extenso tejido empresarial. Así, en 2018 solo se declararon tres insolvencias en este sector, que en el conjunto de Andalucía sumó 23 concursos la mayoría en Málaga (7).

En el mapa regional, constructoras e inmobiliarias también protagonizaron la actividad concursal el año pasado, con 111 casos, la cuarta parte del todos los casos. Por encima del centenar de insolvencias (104) se sitúa también el comercio, uno de los sectores con mayor tejido empresarial en la comunidad autónoma.