Reuters | Vídeo: ¿Qué puede reclamar a Ryanair? (ATLAS)

Un tripulante de Ryanair: «Al contratarte te abren una cuenta en Irlanda»

Un trabajador de la empresa explica que su sistema laboral dificulta «aspectos tan rutinarios como pedir una hipoteca o un préstamo en el banco»

MadridActualizado:

Los trabajadores de Ryanair viven en un limbo laboral entre España e Irlanda. Operan en bases españolas, pero todos tienen un contrato irlandés. El 75% de los mismos ni siquiera cotizan a la Seguridad Social nacional.

«Lo primero que hace la compañía al contratarte es abrirte una cuenta en un banco irlandés. Algo tan habitual como pedir una hipoteca se convierte en un imposible», explica Rubén (nombre ficticio), un tripulante de cabina de pasajeros de la aerolínea. Según sus palabras, este sistema también recorta sensiblemente «derechos básicos».

Por ejemplo, en caso de un accidente laboral «la empresa te recomienda ir siempre de urgencias, porque si no no te atienden» o de permiso por paternidad. «Se han dado casos de personas a las que dan cuatro semanas de baja y a los 15 días desde Irlanda les piden que se reincorporen al trabajo», explica este empleado, que añade que cuando se produce una baja «la aerolínea pregunta constantemente al empleado cuándo se va a reintegrar».

Rubén lleva una década trabajando en la aerolínea. Sin embargo, hasta «hace poco» trabajaba a través de una empresa de trabajo temporal: «Ryanair tiene un conglomerado de compañías que le nutren de tripulantes casi en exclusiva. Eso sí, las condiciones son radicalmente distintas a la del resto de trabajadores». La normativa española impide este supuesto. Pero no la irlandesa.

Respecto al salario, el tripulante de Ryanair asegura que la low-cost está pagando 700 euros de base, a lo que se suma entre 4 y 7 euros por hora de vuelo, es decir, «desde que se cierran las puertas del avión hasta que se abren». «Hace unos años, pagaban 16 euros por hora», añade.