El sector del taxi ha paralizado Barcelona este fin de semana - AFP/ EP

Los taxistas inician hoy una huelga indefinida en Madrid tras colapsar Barcelona

El gremio, que mantiene sus protestas en la Ciudad Condal, ha convocado un paro indefinido desde las seis de la mañana

MADRIDActualizado:

Madrid se queda desde hoy sin taxis. El gremio comienza a las seis de la mañana una huelga indefinida para denunciar la «dejadez» del Gobierno regional, al que el sector reclama nuevos límites para los propietarios de licencias de VTC (vehículos de turismo con conductor, con las que operan Uber y Cabify).

Los taxistas han mantenido estas protestas, que amenazan con colapsar desde el miércoles Fitur, pese a que a las nueve de la mañana tendrán un encuentro con el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, Está previsto que en este encuentro el dirigente autonómico presente una «reforma exprés» del sector para frenar la huelga. Fuentes del taxi aseguran a este periódico que por el momento la Comunidad no les ha trasladado ninguna propuesta.

Las principales asociaciones del gremio reclaman al Gobierno regional que las VTC también tengan horarios y libranzas obligatorias, además de puntos de recogida diferenciados de los del taxi y que sus servicios deban ser contratados con antelación y que exista un periodo determinado de tiempo entre servicios.

Son reivindicaciones similares a las exigidas por los taxistas barceloneses, que ayer realizaron su tercera jornada de huelga consecutiva. Conductores de Mataró, Sabadell o Tarrasa (Barcelona) y los de las asociaciones del Pirineo (Lérida) y las Tierras del Ebro (Tarragona) se sumaron, en solidaridad, a la huelga de sus compañeros.

En Barcelona, los taxistas siguieron ocupando el centro para protestar por la decisión de la Generalitat de establecer solo quince minutos como plazo para la contratación del servicio de los coches VTC, en lugar de 24 horas, tal y como exige el gremio.

Tampoco aceptaron, tal y como quedó reflejado en la última asamblea celebrada el sábado, la propuesta de la Consejería de Territorio y Sostenibilidad, que dirige Damià Calvet, que deja en manos de los ayuntamientos la posibilidad de aumentar el plazo a más de quince minutos en función de factores como los de la distancia del trayecto a realizar o el medio ambiente. En este sentido, Calvet lamentó la «postura intransigente» de los taxistas, por no aceptar la propuesta y mantener la huelga indefinida, al menos hasta mañana martes, cuando está previsto un nuevo encuentro con representantes del sector. «A veces, la percepción de la ciudad es que la protesta de los taxistas es un pelo chantajista, y por parte de algunos violenta. Eso les resta», señaló el consejero autonómico en declaraciones a Rac1. La Generalitat atenderá hoy a representantes de las VTC, que llevan varios días pidiendo un encuentro con el Gobierno regional.

Desde el sector de las VTC aseguran estar «cansados de agresiones» y no descartan nuevas concentraciones del sector, como la producida el sábado en el centro de Barcelona. Ayer quedaron en libertad los siete taxistas detenidos por los Mossos d’Esquadra la noche del viernes, acusados de desórdenes y por atacar a varios coches y conductores de VTC.