Mariano Rajoy con su homólogo argelino, Ahmed Ouyahia - EFE

Rajoy promete que «dará la batalla» para aprobar los Presupuestos

El Gobierno confirma contactos fluidos con el PNV

ArgelActualizado:

El Gobierno de Rajoy está decidido a volcarse en lograr los apoyos imprescindibles para aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2018. «No tengan ninguna duda, daré la batalla para que España tenga unos Presupuestos que son buenos y benefician a todos los ciudadanos». Así de contundente se mostró ayer el presidente del Gobierno en Argel, cuando fue preguntado por la falta de votos que tiene en este momento y que haría imposible sacar adelante las cuentas públicas. Fuentes del Gobierno confirmaron que Rajoy mantiene «contactos habituales» con el PNV, cuyos cinco diputados vitales para que el Ejecutivo consiga la mayoría suficiente.

Rajoy tiene hasta el 26 de abril para intentar convencer al PNV. Ese es el día fijado por el Congreso para debatir y votar las enmiendas a la totalidad, y es en ese momento en el que el Gobierno necesita sumar al PNV para que frene los vetos, junto al PP, Ciudadanos, Coalición Canaria, UPN, Foro Asturias y, en su caso, Nueva Canarias. Rajoy confirmó que está hablando y lo seguirá haciendo con todas las fuerzas «que quieren colaborar». «Algunos no quieren y no se cansan de decirlo», apuntó.

A partir de ahí, el presidente se esforzó en vender las bondados de unos Presupuestos que no se cansó de calificar de «bueno», y que permitirán crear, según subrayó, 475.000 empleos solo en este año, y que España se acerque así al objetivo de 20 millones de trabajadores antes de 2020. Es la manera, dijo, de continuar con una política económica que ha permitido que «por primera vez en muchos años, en España se superen los 18,5 millones de afiliados a la Seguridad Social», mientras que la contratación indefinida sigue creciendo «con fuerza».

«Para eso sirven los Presupuestos», advirtió Rajoy en Argel. Son unas cuentas que «benefician a mucha gente y no perjudican a nadie». «Sirven para que la recuperación llegue a la gente que lo ha pasado peor en la crisis», insistió el presidente del Gobierno.