EFE | Vídeo: Así fue el encuentro entre el rey Felipe VI y el príncipe de Arabia Saudí el pasado mes de abril ATLAS

Navantia firma la venta a Arabia de cinco corbetas por 2.000 millones

La negociación se desbloqueó en abril con la visita a Madrid del Príncipe Salman

BruselasActualizado:

Ahora sí. Ya es una realidad. Arabia Saudí firmó oficialmente el contrato de compra de cinco corbetas que construirá el astillero público Navantia, que espera recibir el documento hoy mismo, según fuentes conocedoras de la operación consultadas por ABC.

Tras tres años de negociación, con implicación directa del Gobierno y de la Familia Real, Navantia logra cerrar así su mayor contrato de exportación -y del sector de la defensa en España- con un monto que asciende a 2.000 millones de euros. El contrato fue rubricado por el ministro de Defensa y Príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman.

Tras la recepción del contrato, Navantia depositará el aval bancario y empezarán a correr los plazos para la construcción de las cinco corbetas, «la primera de ellas fijada para antes de fin de año», informaron las fuentes.

La construcción de las cinco corbetas se llevará a cabo en los astilleros que Navantia tiene en la provincia de Cádiz. Hay que recordar que hasta el mismo alcalde de Cádiz, José María González «Kichi», se ha mostrado favorable a este contrato de la industria naval militar española.

El impulso definitivo al contrato se dio el pasado 13 de abril, cuando se suscribió un principio de acuerdo durante la visita de Bin Salman a Madrid. Entonces, ya hubo una rúbrica entre Navantia y la institución saudí SAMI (Saudi Arabian Military Industries), una organización pública saudí que tiene como objetivo coordinar la gestión de empresas públicas relacionadas con la industria militar. Navantia constituyó así una «joint venture» con SAMI para trabajar en la concreción de dicho contrato.

Las cinco corbetas para Arabia Saudí se inspiran en el diseño de las cuatro de clase Avante 2200, construidos durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para la Armada venezolana.

El contrato también prevé el desarrollo de sistemas de control y combate para los buques y un contrato de mantenimiento una vez disponga de ellas la Marina Real de Arabia Saudí.

El acuerdo no solo incluye la construcción de las cinco corbetas, sino también la remodelación del puerto de Yedá, que le servirá de base, y la instrucción de las tripulaciones, unos 600 marineros saudíes que se formarán en España. En este sentido, la Escuela Naval Militar de la Armada Española, ubicada en Marín (Pontevedra), ya tiene preparada sus instalaciones para adiestrar a los oficiales del programa militar saudí.

Implicación de la Corona

Tanto Don Felipe como su padre, Juan Carlos I, se implicaron personalmente en la operación y viajaron a Riad en distintas ocasiones con el objetivo de impulsar la operación, pero las negociaciones se prolongaban sin resultado y el panorama solo se despejó del todo cuando el propio Príncipe Bin Salman visitó España en abril pasado.

Las cifras de empleo son muy jugosas para la empresa española que estima que ocupará anualmente a cerca de 6.000 trabajadores directos e indirectos durante cinco años. El presidente de Navantia, Esteban García Vilasánchez, aseguró en su día que de ellos, más de 1.100 serán empleados directos de la compañía, más de 1.800 pertenecerán a empresas auxiliares del grupo y unos 3.000 corresponderán a otros suministradores.

El buque tendrá una eslora de casi cien metros (98,9) y una manga máxima de 13,6. Es capaz de desplazar 2.500 toneladas a plena carga gracias a sus cuatro motores diésel de 5.920 kw cada uno y su calado es de 4,1 metros. Alcanza una velocidad máxima de 28 nudos.