Las firmas internacionales fortalecen su posición en la Bolsa
Las firmas internacionales fortalecen su posición en la Bolsa - EFE

Más del 80% de las operaciones acometidas en Bolsa el año pasado fueron realizadas por extranjeros

La participación del capital foráneo dobla a la de las familias

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La buena marcha de la economía española y de sus grandes empresas ha despertado el interés del capital foráneo. Tanto, que los inversores extranjeros han elevado su participación en las cotizadas españolas hasta el 46%. Un récord histórico que tiene como contrapartida una reducción de la tasa de participación de las familias en la Bolsa española. Esta ha caído hasta el 19,7%, mínimos desde 1992.

Son algunas de las conclusiones del Informe Anual sobre la Propiedad de las Acciones Cotizadas, publicado recientemente por Bolsas y Mercados (BME). El documento destaca además que, en apenas diez años, los inversores extranjeros han aumentado en casi ocho puntos su presencia en la Bolsa española. Como resultado, el año pasado estos inversores protagonizaron más del 80% de las operaciones que se produjeron. Y el número de fondos de inversión que tienen en su cartera alguna empresa del Ibex aumentó en 2018 hasta situarse en 8.700.

Esta apuesta por el mercado nacional también es palpable al analizar las opas (Ofertas Públicas de Adquisición) producidas el año pasado. De los siete procesos de compra acometidos en 2018 (Axiare, Abertis, Saeta Yield, Hispania, NH Hoteles, Funespaña y Europac) cinco fueron llevados a cabo por entidades extranjeras.

Se trata de una tendencia que tendrá recorrido durante los primeros meses de 2019. El fondo KKR ya ha confirmado que lanzará una opa de exclusión sobre el 100% de Telepizza a un precio de 6 euros por acción para acabar sacando a la cadena española de la Bolsa. Y, previsiblemente, el fondo Letterone Investments, en el que participa el millonario ruso Míjail Fridman, lanzará su propia oferta por Dia en los próximos meses. O, al menos, incrementará su presencia en la cadena de supermercados por encima del 30%.

Bolsas y Mercados considera que el proceso de internacionalización de las cotizadas españolas está motivado, en gran medida, por la «posición de liderazgo» del parqué nacional entre los mercados desarrollados «en la rentabilidad para el accionista en forma de dividendos». Una política que también ha fomentado que la inversión en empresas cotizadas crezca con fuerza mientras el interés por las no cotizadas cae. En 1995, la participación extranjera en empresas no cotizadas era del 27,5%; ahora es del 23%.

Solo entre enero y noviembre del año pasado las empresas cotizadas repartieron a sus accionistas casi 25.611 millones de euros en dividendos, devolución de aportaciones por primas de emisión y reducción de nominal, lo que supone un 3,5% más que en el mismo período del año anterior. Solo en dividendos, las cotizadas distribuyeron a sus accionistas 25.611 millones de euros, un 3,9% más.

Fuentes cercanas a fondos con gran presencia en España reconocen que los dividendos han atraído inversión foránea. Sin embargo, aseguran que no es la única motivación que tienen estos inversores institucionales.

«Hay fondos soberanos que cuentan con una participación sólida en empresas relevantes en España. En estos casos, su inversión es estratégica y concebida a medio plazo», señalan estas fuentes. Ejemplos de ello son el fondo de Qatar, máximo accionista de Iberdrola y, desde hace unos meses, de Colonial, y el de Noruega, con participaciones relevantes en Iberdrola y Sabadell.

También el contexto económico, marcado por las políticas expansivas acometidas por el Banco Central Europeo en los últimos años, ayudan. Ello por no hablar de que la incertidumbre generada por el Brexit ha provocado que los fondos británico busquen alternativas de inversión en otros mercados, como el español. «El mercado está inundado de liquidez y se producen grandes operaciones todos los días. Hay días en los que un fondo de una gestora vende acciones de una compañía que son adquiridas por otro fondo de la misma gestora», señalan estas fuentes.

¿En qué sectores se están produciendo este tipo de operaciones? Por el momento, el inmobiliario es el que acapara todas las miradas. Y es que la creación de las socimis ha provocado un aluvión de inversión extranjera, como refleja el reparto accionarial de las cinco primeras socimis de la Bolsa. En Merlín Properties el capital foráneo alcanza el 4%, un porcentaje que se eleva hasta el 28% en el caso de Arima, al 37% en el caso de Colonial, al 46% en Lar y al 91% en Hispania.

Estas participaciones se han alcanzado después de un año repleto de operaciones empresariales, en el que estos instrumentos de inversión han tomado posiciones para especializarse en un segmento concreto. Como consecuencia, su valor en Bolsa se ha disparado hasta los 28.919 millones de euros. En 2012, su capitalización apenas superaba los 3.600 millones.

El regreso de las renovables

Más allá del sector inmobiliario, los analistas destacan el gran comportamiento que están mostrando las energías renovables. «Es un negocio en crecimiento que muchos fondos de inversión han puesto en su punto de mira para diversificar inversiones», explica el analista del bróker online XTB Alejandro Núñez, que añade que también se están produciendo grandes operaciones en el sector turístico.

Pese a ello, el analista de XTB avisa aún de que la llegada de capital foráneo «estará condicionado por la marcha de la economía española», que está mostrando en los últimos meses señales de desaceleración.