Las exportaciones a EE.UU. cayeron en agosto casi un 70%
Las exportaciones a EE.UU. cayeron en agosto casi un 70% - MANUEL MIRO

La guerra de la aceituna negra contra Trump... y la UE

La patronal clama que las ayudas planteadas por Europa al sector son «ridículas»

MadridActualizado:

Los aranceles de EE.UU. al acero y al aluminio despertaron a Europa. La Comisión Europea llevó el caso a la Organización Mundial del Comercio (OMC) e impuso medidas de reequilibrio a productos norteamericanos. Lanzó un aviso de que el Viejo Continente no iba a permitir que Donald Trump rompiese las reglas. En cambio, la respuesta difiere para el caso de la aceituna negra española, bajo el yugo actualmente de un 35% de arancel procedente de EE.UU.

«Echamos en falta que la UE dé un paso adelante», explica Antonio de Mora, secretario general de la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceituna de Mesa (Asemesa). En consonancia, el portavoz de la patronal advierte de la falta de iniciativa de las instituciones europeas: «A nivel político y diplomático no se ha hecho lo que había que hacer. Una cosa es la investigación, que sigue su curso, y otra que uno no pueda ejercer toda la fuerza que se supone que tiene la UE».

Hasta la fecha, las consecuencias de los aranceles no son menores. Las exportaciones de aceituna negra a EE.UU. cayeron en agosto -mes con ya todas las medidas oficiales en vigor- casi un 70%. Asimismo, en cómputo anual el sector ha perdido ya casi 14 millones de euros en ventas, por lo que Asemesa ha recurrido a los tribunales americanos contra los aranceles.

Esta situación no hace otra cosa que agravar la crispación de un sector que ve cómo puede llegar a perder el 100% de las exportaciones al país americano, es decir, 70 millones de euros. Por ello, De Mora insta a la Comisión Europea a tenerles en cuenta. «No pueden abandonarnos porque este sector no se lo merece», señala. Sin embargo, la huella en la industria aceitunera dista mucho de ser de optimismo. «Hay una sensación de impotencia muy grande», detallan desde la patronal.

Asemesa denuncia la «situación de desesperanza» ante la falta de respuesta

Ese sentimiento de no poder hacer nada frente a «las injusticias» -tal como lo considera Asemesa- se plasma en la frustración del sector con la respuesta interna de la Comisión Europea para resarcir a los damnificados. La comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, avanzó la posibilidad de ayudar a la aceituna negra con 2,5 millones de euros en el presupuesto de 2019. Un anuncio que, de momento, no se ha concretado en nada y que, además, se trata de un montante que no está destinado a España sino al conjunto de los Estados miembros de la UE, lo que minoraría todavía más la cantidad a percibir por la industria andaluza. «La cantidad es ridícula. No nos están dando ninguna ayuda», dice De Mora, para proseguir con que «da la sensación de que no son conscientes de lo que está en juego». Todo ello en referencia a una política de anuncios y desinformación sin efecto por el momento. « Siempre es “estamos estudiando”. Esto te pone en una situación de desesperanza», clama el secretario general de Asemesa.

Desde la Comisión tratan con absoluta discreción las investigaciones que están realizando para valorar si denuncian ante la OMC y si, finalmente, destinarán fondos de apoyo al producto. Fuentes comunitarias se limitan a responder que no hay nada que comunicar desde que pusieron sobre la mesa la opción de acudir a la OMC. Continúan las reuniones técnicas sin haber llegado en meses a una conclusión. Y, como respuesta, fuentes de la Comisión se escudan en lo complejo de este asunto, frente al caso de los aranceles al acero y al aluminio. No hay plazos marcados para tomar una decisión en firme, aunque desde Asemesa recalcan que deben darles una solución en breve. Temen por el devenir de un sector que ya pierde puestos de trabajo, como en la empresa Agro Sevilla que tuvo que prescindir de 50 empleados. La patronal alerta de peores efectos en los próximos meses e insta a Europa a reaccionar cuanto antes ya que esto pone en jaque a toda la política de ayudas de la UE.