El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, esta mañana en Santander
El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, esta mañana en Santander - EFE

Granado: «Los socialistas lo hicimos fatal en 2008. Dejamos que se destruyeran tres millones de empleos»

El secretario de Estado de la Seguridad Social, que también lo era entonces, critica que el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero no incentivara los contratos temporales y a tiempo parcial como hizo Felipe González en 1992

J. T.
MADRIDActualizado:

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, ha criticado hoy con dureza la gestión que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero hizo de la crisis. «Nosotros, y cuando hablo de nosotros hablo de los socialistas, lo hicimos fatal en la crisis de 2008 porque dejamos que se destruyeran tres millones de puestos de trabajo. Y como lo hicimos fatal ya es hora de que alguien lo diga. Y yo no tengo ningún problema en decirlo: lo hicimos fatal», ha sentenciado en la ponencia «La Seguridad Social ante la digitalización y la jubilación del baby boom: claves para la sostenibilidad financiera y social» celebrada en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander.

Las palabras de Granado aluden a que el Gobierno de Rodríguez Zapatero no tomó las medidas necesarias, como sí hizo, en sus palabras, el Ejecutivo de Felipe González en 1992, cuando aprobó incentivos a la contratación temporal y a tiempo parcial para frenar la destrucción de empleo. «Teníamos que haber sido capaces de hacer lo que hizo el Gobierno de Felipe González en el 92: ¿extendió el trabajo a tiempo parcial? sí; ¿extendió los contratos temporales? sí; ¿y qué consiguió con eso? Pues que no hubiera tres millones personas sin empleo. Porque la crisis de 1992 pudo haber sido tan fastidiada en España como la crisis del 2008», ha aseverado, admitiendo también que esta fue una «legislación muy dura, muy criticada por los interlocutores sociales, pero es que eso también entra en el sueldo. Dar la razón a la gente cuando la tiene y quitársela cuando no la tiene».

En su lugar, el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero no aprobó, en palabras de Granado, las medidas suficientes en el mercado laboral. El secretario de la Seguridad Social comparó el mercado de trabajo español con el pelotón de una carrera ciclista. De esta forma, cuando baja la pendiente –que sería cuando la economía está creciendo–, el incremento salarial pactado por convenio «corrige al mercado de trabajo y las empresas ineficientes, que hacen competencia desleal, que maltratan a los trabajadores y defraudan no pueden pagar salarios tan altos. Y cuando en un convenio se firma un salario más alto en la negociación colectiva se hace para obligar a cerrar al que no puede pagarlo. Y eso está bien cuando la economía crece, porque esas empresas acabarán despidiendo a sus trabajadores, pero estos encontrarán trabajo en otras empresas».

El pelotón ciclista del mercado laboral

Un fenómeno que cambia cuando la economía entra en una fase de crisis. «Cuando el pelotón está ascendiendo la montaña pues que es cuando la economía va hacia abajo, si aceleramos la marcha del pelotóin corremos el riesgo que el pelotón se disgregue. Y corremos el riesgo de que al final haya que modificar los estándares de descalificación porque si no se descalifica a una parte importante de los corredores», ha ilustrado Granado. En sus palabras, cuando la economía está en crisis, es necesario «que la regulación laboral mantenga al pelotón unido corriendo menos, ganando menos dinero para evitar que se produzca una desaceleración de una parte muy importante de los trabajadores».

Las declaraciones de Granado contienen una fuerte carga de autocrítica y honestidad, ya que él mismo tenía entonces el mismo cargo que ahora: de 2004 a 2011 fue secretario de Estado de la Seguridad Social, con los ministros de Trabajo Jesús Caldera (de 2004 a 2008), Celestino Corbacho (2008 a 2010) y Valeriano Gómez (2010 y 2011).

Reforma laboral de Rajoy

«Yo sobre la reforma laboral de 2012 siempre he tenido un punto de vista bastante heterodoxo, porque me parece mejor que se devalúen los salarios a que se pierda empleo: el problema es que la reducción de los salarios no se hizo con compensaciones a la Seguridad Social», lamentó para añadir que «la reforma laboral hizo insostenible el sistema de pensiones».

Como fuere, Granado también valoró que la reforma laboral que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012, «hizo bien el reparto de las cargas y permitió la afloración de salarios insuficientes, aunque la «devaluación salarial» que causó la reforma laboral afectó a los ingresos de la Seguridad Social sin aportación alguna del Estado, lo que ha agravado los números rojos del sistema.

«Un déficit que no es estructural, lo es con los salarios de ahoraSi alguien piensa que la economía española va a salir de la crisis pagando los salarios que se pagan a día de hoy, está equivocado: tenemos que pagar mejores salarios», remachó.