La crisis catalana comienza a lastrar la economía española
La crisis catalana comienza a lastrar la economía española - EFE

Funcas rebaja una décima su previsión de PIB de 2018 por Cataluña

La Fundación, que ha mantenido su previsión del PIB para 2017 en el 3,1%, señala que España crecerá un 2,6% el año que viene

MadridActualizado:

La Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) ha rebajado hoy una décima su previsión de crecimiento de la economía española para 2018, hasta el 2,6%, debido a la crisis política e institucional en Cataluña.

Según ha comunicado la Fundación, la previsión de crecimiento para este año se mantiene en el 3,1%, por lo que la desaceleración en 2018 será de cinco décimas, de las que 2,5 décimas son directamente achacables a la situación en Cataluña.

Funcas explica que en Cataluña el crecimiento inicialmente previsto entre el 1 de octubre y marzo de 2018 se reducirá a la mitad, principalmente por el frenazo del consumo, la inversión y el turismo.

La crisis en Cataluña es la principal amenaza a la que se enfrenta la economía española si la incertidumbre se prolonga en el tiempo, dado que "tendría un impacto de magnitudes impredecibles" sobre la estabilidad financiera, la inversión y la actividad económica en Cataluña, lo que afectaría al resto de España.

No obstante, Funcas prevé una normalización a partir del segundo trimestre del 2018 cuando el PIB recuperará el ritmo de crecimiento.

Al respecto, la Fundación explica que, pese al cambio de sede social y fiscal de muchas empresas, los principales centros de actividad permanecen en Cataluña.

Dentro de la economía nacional, el consumo se va a ralentizar en tres décimas porcentuales, del 2,7 % de 2017 al 2,4 % de 2018, mientras que otros componentes de la demanda nacional, como la inversión en vivienda, van a continuar creciendo al mismo ritmo.

También advierte Funcas que este menor crecimiento del PIB va a afectar a la creación de empleo, que crecerá en 2018 siete décimas menos que en 2017, un 2,2 %, a pesar de lo cual la tasa de paro caerá hasta el 15,1 %, el nivel más bajo desde finales de 2008.

En cuanto al déficit de las Administraciones Públicas, se situará en el 3,2 % del PIB en 2017, una décima por encima de la previsión del Gobierno, en tanto que bajará al 2,4 % del PIB en 2018, también una décima superior al objetivo oficial.