Isabel B Permuy

Fridman cree que el aumento de capital del consejo de Dia es «incierto y muy dilutivo»

Pide que se vote su ampliación de 500 millones en la junta como alternativa a la del consejo al estar sujeta a «menos incertidumbre»

MadridActualizado:

L1 Retail, división de comercio minorista de LetterOne, sociedad controlada por el inversor ruso Mikhail Fridman y propietaria del 29% de Dia, ha solicitado introducir su ampliación de capital de 500 millones de euros en el orden del día de la junta general de accionistas, donde competirá con la del propio consejo por 600 millones, a la que considera «incierta y muy dilutiva».

«La alternativa propuesta por el consejo de administración obliga a los accionistas a optar entre tener que aportar fondos adicionales en un aumento de capital incierto y muy dilutivo, o aceptar una dilución muy importante e innecesaria de su actual inversión», según señala en la documentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Asimismo, LetterOne considera que el aumento de capital propuesto por el consejo de administración no dará lugar a los cambios sustanciales en relación con los «importantes» retos operativos, de estrategia fundamental y de liderazgo que Dia debe afrontar, ni tampoco resuelve la necesidad de capital, ni establece las bases de una estructura de capital viable a largo plazo.

En este sentido, la sociedad controlada por el inversor ruso destaca que su ampliación de capital representa una «oportunidad» para que los accionistas de Dia puedan monetizar su inversión con una prima en el corto plazo.

«Satisface tanto el interés de los accionistas como el de los acreedores financieros de forma más justa y equilibrada», ha destacado LetterOne, que ha resaltado además que su ampliación permitirá implementar su plan de transformación para Dia.

Por tanto, considera que su oferta es una propuesta «mucho más atractiva» para los accionistas «tanto en términos de valor como de riesgo, comparada con la alternativa propuesta por el consejo de administración» de Dia.

Según LetterOne, su aumento de capital es «significativamente menos dilutivo» y se encuentra sujeto a «menor incertidumbre» que el aumento de capital propuesto por el consejo de la cadena de supermercados.

En términos de dilución, el precio mínimo de emisión del aumento de capital propuesto por la sociedad controlada por Fridman es de 0,10 euros por acción (incluyendo valor nominal más, en su caso, prima de emisión), mientras que el aumento de capital propuesto por el consejo de administración establece un precio mínimo que podría ser de 0,01 euros por acción.

Esto significa que el aumento de capital propuesto por el consejo podría ser diez veces más dilutivo para los accionistas de Dia que la ampliación de capital propuesta por LetterOne.

En términos de «incertidumbre», la sociedad de Fridman ha confirmado su compromiso de suscribir su aumento de capital en la parte correspondiente a su participación y también a asegurar la parte del aumento de capital que, en su caso, quede sin suscribir por el resto de accionistas.

Frente a esta propuesta, el consejo de administración ha previsto la posibilidad de suscripción incompleta del aumento de capital de 600 millones de euros, al tiempo que el compromiso de aseguramiento en 'stand by' concedido por Morgan Stanley «está sujeto a varias condiciones de las cuales no hay certeza de que se hayan cumplido o se vayan a cumplir», según la documentación remitida a la CNMV.

LetterOne ha propuesto incluir su ampliación de capital de 500 millones de euros en el orden del día de la junta de accionistas de Dia, que se celebrará el 20 de marzo, cuya ejecución está sujeta a que se produzca la liquidación de la opa, el nombramiento de una mayoría de miembros del consejo de administración propuestos por la sociedad controlada por Fridman y a que se alcance un acuerdo entre Dia y los acreedores titulares de la deuda bancaria en relación con una estructura de capital «viable a largo plazo».

En su propuesta, LetterOne señala que la delegación en el consejo de administración de Dia de la facultad de determinar el total de acciones a emitir, así como del importe de la prima de emisión, respetando los límites establecidos, «resulta necesario en defensa del interés social y constituye el mejor procedimiento para que Dia pueda llevar a cabo el aumento proyectado en las actuales circunstancias».

Ello, según explica, permitirá adaptarse a las condiciones de mercado en el momento de su ejecución y permitirá al consejo de administración mitigar la dilución de los accionistas de Dia, facilitando al mismo tiempo que la compañía reciba, a través del aumento de capital, los fondos necesarios para llevar a cabo el plan de transformación.

Ahora, el consejo de administración de Dia se reunirá en los próximos días con el fin de valorar la solicitud de LetterOne y actuar en consecuencia conforme a la legislación vigente.