VALERIO MERINO

El «efecto pluma y cohete» en los precios de los carburantes

La gasolina y el gasóleo bajan menos del 2% desde abril aunque el petróleo ha caído un 19% en ese periodo

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los mercados del petróleo y de sus derivados han tenido este año dos partes muy diferenciadas. La primera, hasta el 23 de abril, cuando el crudo alcanzó el máximo anual (74,54 dólares el barril de Brent). En ese periodo, el petróleo subió un 37%, mientras que la gasolina y el gasóleo lo hicieron en un 13 y en un 10%, respectivamente. La segunda, desde esa fecha hasta el pasado miércoles, en el que el crudo ha bajado un 19% (59,97 dólares); sin embargo, la gasolina solo ha caído un 0,4% y el gasóleo un 1,8%.

Es decir, que en el periodo de subidas, las petroleras han repercutido en los consumidores el 33% del incremento del crudo, mientras que en las semanas de caídas, apenas han trasladado a los clientes un 10% de las bajadas.

Esta semana, el precio medio de la gasolina es de 1,325 euros el litro y de 1.219 el del gasóleo, según los datos del boletín petrolero de la UE conocidos ayer. En el caso de la gasolina, es el precio más bajo en dos meses y en el del gasóleo, desde febrero.

El hecho de que los precios de los carburantes desciendan mucho menos de lo que lo hacen el petróleo y las cotizaciones internacionales de los combustibles se debe, en primer lugar, a la fuerte presión fiscal que tienen la gasolina y el gasóleo. Del precio de venta al público (pvp) de cada litro de gasolina el 52% son impuestos, porcentaje que baja al 47% en el caso del gasóleo. Esto hace que la bajada del petróleo solo repercuta en el 48% del pvp de la gasolina y en el 53% del gasóleo.

Es el mismo mecanismo que hizo que cuando se encareció el petróleo un 37% en los primeros meses del año, la subida de los carburantes fuera de entre un 10 y un 13%. Porcentajes muy superiores a los registrados ahora cuando la tendencia es a la baja.

Subida de Rajoy

También hay que recordar que el 1 de enero aumentó ligeramente la carga fiscal de los combustibles, ya que el Gobierno de Rajoy había aprobado una armonización al alza del tramo autonómico del impuesto especial de hidrocarburos, lo que supone 72 céntimos de euro más por litro, tanto en la gasolina como en el gasóleo. Es decir, los impuestos de la gasolina suman 0,472 euros por litro, más el 21% del IVA, y en el gasóleo son 0,379 euros más el citado IVA.

Por su parte, el Gobierno de Sánchez tiene previsto elevar progresivamente el impuesto del gasóleo hasta equipararlo al de la gasolina, pero aún no se ha hecho efectivo. Lo normal es que este incremento entre en vigor con los Presupuestos del Estado de 2020.

Márgenes brutos

Otra cuestión que está frenando el descenso de los precios de los carburantes es el de los márgenes brutos de las petroleras. Según el último informe de la CNMC correspondiente al mes de abril (entre los días 1 y 21), el margen bruto promedio en España fue superior al indicador de la UE-6 en 4,3 céntimos de euro por litro para la gasolina de 95 octanos y en 3,6 céntimos para el gasóleo A. Por ejemplo, fueron entre 1,4 y 3 céntimos superiores a los de Francia y entre 6,1 y 5,4 céntimos por litro más elevados que en Alemania.

Además, y según el citado informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, los precios antes de impuestos de la gasolina 95 en España superaron a los de las medias europeas en casi 6 céntimos de euro por litro en la zona euro y en 6,6 céntimos en la UE-28. Nuestro país ascendió del tercer al segundo puesto en el ranking de precios, por detrás de Dinamarca.

Los precios antes de impuestos del gasóleo A superaron a los de las medias europeas en 4,2 céntimos respecto a la zona euro y en 3,6 céntimos sobre la UE-28. En este caso, España ascendió de la séptima a la quinta posición del ranking, por detrás de Suecia, Dinamarca, Grecia y Finlandia.

Sin embargo, como nuestro país no es de los que aplican los impuestos más altos –aunque los consumidores piensen lo contrario–, nos encontramos al analizar los precios de venta al público (incluidos los impuestos) que en España se situaron los de la gasolina por debajo de la zona euro en 14,1 céntimos el litro y de la UE-28 en 10 céntimos en abril.

Los precios de venta al público del gasóleo A también estuvieron por debajo de la zona euro en 9,8 céntimos y de la UE-28 en 10,4 céntimos.

Ranking de la UE

El boletín petrolero de la UE apuntaba ayer que donde se vende más cara la gasolina de 95 octanos durante esta semana es en Holanda, a 1,677 euros el litro de media, es decir, un 21% más que en España (1,325 euros). Bulgaria es la más barata, con un precio medio de 1,126 euros, un 15% más bajo que en nuestro país.

El precio medio más alto del gasóleo se registra en el Reino Unido, donde cuesta 1,517 euros el litro, casi un 20% más que en España. El más bajo se vende en Luxemburgo (1,063 euros), un 13% más barato que en nuestro país.

En ambos casos ocupamos un puesto medio bajo en el ranking de precios de los 28 países de la UE. En la gasolina, España es la número 18 y en el gasóleo la número 20.