Para reclamar el dinero a Bankia basta con presentar una solicitud en una oficina de la entidad
Para reclamar el dinero a Bankia basta con presentar una solicitud en una oficina de la entidad - REUTERS

¿Me compensa reclamar el dinero de la salida a Bolsa a Bankia o demandar a la entidad?

El proceso de devolución del dinero es claramente beneficioso para quien no haya demandado a la entidad, pero aquellos que han recurrido ya a la vía judicial deberán echar cuentas para ver con qué opción recuperan más dinero

MADRIDActualizado:

Bankia ha puesto en marcha un proceso extrajudicial para resarcir a los pequeños ahorradores que suscribieron su salida a Bolsa en 2011. Esos inversores minoristas recuperarán el 100% de su inversión más un interés anual del 1%. Todos aquellos particulares que invirtieron en esa oferta pública de suscripción (ops) pueden reclamar su dinero por esta vía, tanto los que aún no habían demandado por ello a la entidad como los que están ya inmersos en la vía judicial. Ahora bien, a unos puede beneficiarles más que a otros y la recomendación general de los expertos es por tanto que cada uno estudie su caso.

—¿Qué ofrece la entidad en su proceso?

La dirección de Bankia devuelve el 100% del dinero invertido en la ops más un interés del 1% anual desde el 20 de julio de 2011. Por ejemplo, si la inversión fue de 3.000 euros, el ahorrador recuperará ese dinero más 141,28 euros en concepto de intereses por los cuatro años y siete meses transcurridos desde la salida a Bolsa. Ese 1% en concepto de demora es lo que el accionista habría obtenido si, en lugar de tener su dinero en títulos de Bankia, lo hubiese invertido en un depósito a plazo. Eso sí, está por debajo del interés legal del dinero de ese periodo, en torno al 3% y el 4%.

Para adherirse a este proceso, basta con acudir a una oficina de Bankia y rellenar y presentar un solicitud de devolución. Si se aceptan estas condiciones, un vez devuelto el dinero el ahorrador renuncia a recurrir a la vía judicial.

—¿Y si ya he vendido mis acciones?

En ese caso, la entidad abonará la diferencia entre la inversión inicial y lo que se obtuvo con la venta de las acciones. Así, si se invirtieron 3.000 euros y al venderlas se obtuvieron 2.000, Bankia abonará a ese inversor 1.000 euros más el citado interés.

—¿Me compensa entonces acudir a ese proceso?

Los grandes despachos de abogados que acumulan miles de demandas de particulares contra Bankia por su salida a Bolsa consideran que es un proceso positivo y beneficioso para aquellos clientes que no hayan demandado a la entidad. Por tanto, se puede decir que si no se ha recurrido aún a la justicia, sí compensa aceptar la oferta de Bankia. El motivo es que el proceso es sencillo, gratuito y se recupera el dinero en el plazo de aproximadamente 15 días.

En cambio, por la vía judicial, una sentencia final se puede demorar durante meses y el proceso es más caro. Aunque lo previsible es que el juez acabe fallando a favor del ahorrador, es probable que este no recupere más que su inversión. Y es que las costas judiciales y el interés de demora se los suele quedar el despacho de abogados.

—¿También me compensa adherirme al proceso si ya he demandado?

En este caso, tanto los abogados como la entidad recomiendan analizar cada caso y echar cuentas: es decir, si lo que va a recibir de Bankia —lo que invirtió más un 1% anual— compensa los gastos de resolver el contrato con su despacho de abogados o es superior a lo que recibiría mediante sentencia judicial firme. Todo ello dependerá de las cláusulas que contenga su contrato con el bufete.

Si se ha recurrido a un despacho para iniciar una reclamación judicial a Bankia, pero la demanda todavía no está interpuesta, rescindir el contrato con el despacho le hará perder el dinero pagado hasta entonces a los letrados en concepto de fondo de provisión o inicio de los estudios del caso.

En aquellos casos en que la demanda ya esté interpuesta y decida adherirse al procedo abierto de Bankia, el despacho de abogados puede reclamarle los honorarios de sus letrados, que pueden rondar el 10% de la cantidad que reclama a la entidad. La dirección del banco se ha comprometido a abonar también esas costas en función de lo que determine un juez cuando se le informe de que se ha llegado a un acuerdo extrajudicial; ahora bien, la justicia podría imponer la distribución de las costas a partes iguales entre el demandante y la entidad, lo que obligaría al particular a pagar una parte.

—¿Tengo que pagar a Hacienda por la devolución del dinero?

En principio no. La entidad, como ya hiciera durante el arbitraje de las participaciones preferentes, ha consultado con el Ministerio de Hacienda y la Agencia Tributaria la posibilidad de adoptar un tratamiento fiscal favorable para los clientes al recuperar su inversión. El objetivo es que los minoristas, por un lado, no tengan que tributar por el ingreso que recibirían en caso de que Bankia les reintegrase su inversión. Por otro, que las operaciones que se hubiesen efectuado desde que adquirieron las acciones en 2011, y que tributan como ganancias o pérdidas patrimoniales en el IRPF, no den lugar a declaraciones paralelas y se sometan igualmente a una fiscalidad neutra o casi neutra.