El director general de Cabify, Vicente Pascual (izquierda) y el fundador de Cabify, Juan De Antonio
El director general de Cabify, Vicente Pascual (izquierda) y el fundador de Cabify, Juan De Antonio - EFE

Cabify continuará operando en Barcelona y anuncia que integrará al taxi en su aplicación

La empresa de VTC fía sus opciones en Cataluña a la «esperanza» de que la Generalitat no apruebe una normativa que limite su servicio

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Cabify continuará operando en Barcelona y desdice a su portavoz en Cataluña, que anunció ayer la retirada de la empresa del territorio. Juan de Antonio, fundador de la compañía, ha señalado en rueda de prensa que no han hecho «ningún anuncio» sobre su decisión en la Ciudad Condal, aunque ha destacado que, de cumplirse lo previsto, la Generalitat busca, así, «expulsar del territorio a una empresa como Cabify. De aprobarse lo que conocemos, significa una expulsión de la empresa».

"No podemos permitir que un grupo reducido de personas vaya en contra del interés general del país, del progreos y la libertad de elección", ha dicho el dirigente de la tecnológica. Sin embargo, no ha querido criminalizar a todo el sector del taxi por los últimos actos violentos. "Cuando vemos esas noticias de actitudes violentas,no benefician a nadie, no benfician al taxi. Las formas con las que se está actuando no son las corectas. Lo que vemos del taxi no les representa: hay un pequeño grupo de radicales que ha secuestrado a la sociedad y la ciudadanía limitando su movilidad. La gran mayoría de taxistas no se sienten representados por esos violentos ".

Cabify tiende la mano al gremio, un día después del atropello a un taxista por parte de un VTC. Desde la empresa han condenado el suceso, aunque con tolerancia cero hacia ese tipo de actitudes. "Me parece bárbaro que se llegue a las situaciones de que alguien decida saltar a un coche, conseguir una imagen y embarrar una discusión", ha explicado De Antonio.

El fundador también ha lanzado un mensaje a la Generalitat por su limitación a la hora de escuchar sus propuestas. Concretamente, De Antonio ha denunciado que apenas atendieron "unos 30 minutos" a las VTC en una reunión de cuatro horas, lo que da cuenta "de nivel de participación".

Así las cosas, Cabify no ha planteado ninguna decisión a tomar en Barcelona. Apenas se limitan a confiar en que la Generalitat y el Ayuntamiento de la Ciudad Condal no limitarán su actividad. Incluso, De Antonio utilizó el término "esperanza" para referirse a cómo afrontan la situación. Parálisis en la actuación, al menos hasta que se apruebe la norma que les exigirá un tiempo mínimo de contratación.

Asimismo, la compañía de VTC ha comentado que pondrán en marcha un proyecto piloto para integrar al taxi en su aplicación, de la mano de la marca Easy. Los plazos que manejan abarcan al primer semestre de este año para su puesta en funcionamiento. E instan al taxi a sumarse a la "lucha" contra el vehículo privado.

"Fuimos y seguiremos siendo pioneros. Estamos aquí para quedarnos y continuar mejorando. Queda mucho camno por delante", ha dicho el fundador de Cabify. Y ha añadido: "El taxi es un actor clave en la batalla contra el vehículo particular. Ha luchado durante décadas solo contra ello y creemos que refozando las opciones, juntos, podemos librar esa batalla contra el vehículo particular".