Imaz y Brufau, hoy, en la junta de accionistas
Imaz y Brufau, hoy, en la junta de accionistas - EFE

Brufau critica que los ciudadanos europeos paguen el I+D+i de los fabricantes alemanes de coches

El presidente de Repsol descarta el reparto de un dividendo extraordinario por la venta de Gas Natural

MadridActualizado:

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha criticado hoy que los ciudadanos europeos tengan que pagar los costes de investigación de la industria automovilística alemana para reducir la emisión de gases de los vehículos. «El coste del I+D+i no puede recaer en los ciudadanos. Es más, cuando esas compañías ganen en unos años miles de millones de euros,¿nos devolverán el dinero?».

Durante su intervención en la junta de accionistas celebrada hoy en el palacio municipal de congresos de Madrid, Brufau ha afirmado que las nuevas tecnologías no deben recaer sobre los ciudadanos, sino sobre las empresas. «Deben invertir a cuenta de sus resultados, no esperar ayudas de los demás o de las administraciones públicas».

Asimismo, ha vuelto a cuestionar el vehículo eléctrico y ha apuntado que para que sean competitivos en un futuro deben de reducir las emisiones que genera durante su fabricación, así como la de las baterías y los problemas geopolíticos provocados por los metales necesarios para su fabricación, como el cobalto.

También ha cuestionado el actual sistema de subvenciones a estos vehículos. «Hay que evitar cierto ilusionismo», ha subrayado. «Lo que ahorra un vehículo eléctrico con una subvención, equivale a siete o ocho vehículos de combustión de gasolina o gasóil. Esa subvención se podría repartir entre siete u ocho autónomos para que cambien sus motores a otros menos contaminantes».

Esta política de subvenciones puede provocar una transferencia de rentas entre los ciudadanos, ya que actualmente van a los consumidores con mayor poder adquisitivo, según Brufau.

En respuesta a varios accionistas que tomaron la palabara en la junta, Brufau dijo que «no vamos a pagar un dividendo extraordinario por la venta de Gas Natural. Con la caja generada vamos a hacer crecer más la compañía». Añadió que «nuestro objetivo es volver a abonar un euro por acción lo antes posible»

Sobre el subida del precio del petróleo, tanto Brufau como su consejero delegado, Josu Jon Imaz, han subrayado que apuntado a cuestiones geopolíticas. «Han tensionado los precios al alza, y no es positivo, ya que los precios deben de responder a las reglas del mercado. Queremos una demanda estable y precios razonables».

Un accionista marca la agenda de Brufau

En el turno de los accionistas, volvió a destacar un año más Ángel Cereceda, quien volvió a pedirle a Brufau una reunión en su despacho «mejor mañana que pasado y con todos los consejeros y expertos que usted quiera» para convencerle de que mejore la retribución a los accionistas. «A ver si es antes del 15 de junio, salvo el 14 y el 23, que no puedo», dijo este accionista. Incluso, le pidió al presidente de Repsol que la junta del año que viene «la celebren después del 8 de mayo, que antes no puedo». Brufau le respondió que está encantado de recibirle, «pero, si no le importa, después de este puente» y que «si convence al equipo financiero, cambiaremos la política dividendos».

El último accionista que intervino, José Antonio del Barrio, dijo que «hacía la ola» al consejo por los buenos resultados de 2017. «Son ustedes unos cracks», les dijo ante las sonrisas de los presentes. Después de los halagos, les pidió que la compañía volviera a la retribución de un euro por acción.