Real Madrid

El tapado era español y formado en el Madrid

Pochettino, Allegri y Conte perdieron su oportunidad ante la complicación de sus fichajes y el club optó por un técnico preparado y con cláusula

Actualizado:

El Real Madrid ha tomado con rapidez la decisión prioritaria para sus intereses. Deseaba contar ya con un entrenador. La decisión inesperada de Zidane obligó al club a movilizar el mercado con agilidad y se encontró con situaciones complicadas de solventar en unas semanas. La solución más rauda ha sido el seleccionador español, Julen Lopetegui, por una condición insuperable: estaba en la lista de elegidos del club y tenía una mínima cláusula de rescisión, dos millones de euros.

No se podía esperar más: el Real Madrid ha ido a por un técnico que estaba en su lista de elegidos y que diría «sí» con seguridad, no iba a perder el tiempo en negociaciones

El campeón de Europa pensó inicialmente en Mauricio Pochettino, pero acaba de renovar con el Tottenham y la negociación era muy difícil para las tres partes, pues el argentino había firmado hasta 2023 con el club londinense un día antes de la final de la Champions y no podía desdecirse en cuestión de horas. No presionó.

En esa diatriba, Daniel Levy olió dinero y dejó entrever que pediría 48 millones al «Real» si quería contratar a su técnico. El propietario de los Hotspurs había solicitado tres semanas antes 36 millones al Chelsea. Si llegaba al Real Madrid, encarecía el precio. Levy cobró 91 millones por Bale y quería establecer un récord mundial por la transferencia de un entrenador.

Florentino Pérez puede esperar hasta el 2 de septiembre para presentar a Bale y a Modric, exfutbolistas del Tottenham, pero no puede estar todo un verano sin contratar al técnico y rechazó al candidato argentino en cuestión de tres días.

Italianos ajenos a la Liga

Descartado Pochettino, que no quiso entrar en esta guerra con su presidente, el Real Madrid dirigió la diana a Massimiliano Allegri y Antonio Conte, por este orden. El «allenatore» de la Juventus era una buen opción. Ha tratado los egos de muchas figuras, es un ganador, dirige a un club grande y posee experiencia internacional. La dificultad era llegar a un acuerdo con la Juventus en un corto espacio de tiempo. Parecía menos costosa la adquisición de Antonio Conte, pues tras ganar la Copa inglesa sabía que el Chelsea pujaba de todos modos por Mauricio Pochettino, un hecho que le disgustó especialmente, pus delataba la poca confianza que tienen en él. Era una razón suficiente para pedir que le permitieran irse. El paso, no obstante, no era sencillo, porque el Chelsea se enrocó y no le dejaba marchar fácilmente. El tiempo pasaría y el Real Madrid no podía esperar.

La opción de Míchel era un cuarta vía, en un estrado totalmente diferente, apoyada por muchos madridistas, desde exdirectivos a exjugadores. Y en esa búsqueda surgía el nombre de Villas-Boas.

Los agentes FIFA también utilizaban sus redes para fomentar aspirantes. Adenor Leonardo Bachi, Tite, seleccionador brasileño, se enfadó al verse entre los candidatos en plena preparación del Mundial. Que pregunte a su representante.

El Real Madrid acabó con la idea de elegir un entrenador extranjero cotizado, para evitar el problema de negociar su salto al Real Madrid, y centró su diana en Lopetegui. Le tenía en su lista desde hace tiempo. Y optó por acudir a él. Está preparado, conoce la casa y no necesitaba adaptación. El club sabía que diría «sí». Ahora, Lopetegui deberá decidir los fichajes. Neymar es el sueño.