Simeone: "Oblak es el mejor portero del mundo"

Dos golazos, uno de Griezmann en el primer tiempo y otro de Morata, en el segundo, acabaron con la...

Actualizado:

Dos golazos, uno de Griezmann en el primer tiempo y otro de Morata, en el segundo, acabaron con la resistencia celeste. Oblak realizó dos grandes paradas en la primera mitad. El inicio fue fulgurante, con tres remates, dos detenidos por el meta visitante a disparos de Saúl y Griezmann, y otro del francés que no encontró su objetivo. Los vigueses se estiraron mediado el primer tiempo y Oblak desvió primero el remate de Maxi Gómez y, después, despejó a córner una chilena de Boudebouz. El Atlético de Madrid recibía así en el Wanda Metropolitano al RC Celta de Vigo, con un debut muy especial, el del jugador rojiblanco Toni Moya.-Redacción-