Niki Lauda
Niki Lauda - EFE

Fórmula 1El genio y el humor de Niki Lauda en diez frases

El mito de la F1, tres veces ganador del Campeonato del Mundo, dejó varias 'perlas' para el recuerdo

Muere Niki Lauda, uno de los grandes pilotos de la Fórmula 1, a los 70 años

Actualizado:

Niki Lauda, mítico piloto de la Fórmula 1 que conquistó en tres ocasiones el campeonato del mundo, ha fallecido este lunes a los 70 años. Los problemas de salud que atravesó en los últimos años, con un trasplante de pulmón incluído, acabaron con la vida de uno de los personajes más carismáticos de la historia de la máxima categoría del automovilismo.

Lauda destacó en la década de los 70 y principios de los 80, junto a dos escuderías tan importantes como Ferrari, con la que ganó dos munidales, y McLaren, donde completó su palmarés. Una época en la que el automovilismo profesional acarreaba riesgos mucho mayores que ahora y en la que estuvo a punto de perder la vida tras un grave accidente en Nürburgring en agosto del 76.

Meticuloso, exigente y ambicioso, Lauda se convirtió en leyenda por su habilidad al volante y también por su carisma. Durante su carrera como piloto y después en sus labores cerca de los circuitos dejó un buen número de frases geniales para el recuerdo. Estas son solo algunas de ellas:

• «Hay miles de chicos jóvenes que saben correr más rápido que yo, pero yo piloto un Ferrari»

• «Cualquier mono podría conducir una Fórmula 1 actual. Así que yo también»

• «Estoy cansado de dar vueltas como un loco» (Cuando se retiró de los circuitos en 1979)

• «Espero que el coche médico no nos doble en la salida» (Enfadado por el rendimiento de los monoplazas de Jaguar cuando dirigía esta escudería en 2002)

• «Vistos los salarios de los pilotos en la actualidad si yo fuese americano probablemente demandaría a mi madre por haberme tenido demasiado pronto»

• «No es fácil ser perfecto, pero está bien que haya alguien que lo sea»

• «El hombre es capaz de admitir todo excepto que es un mal conductor».

• «Dado que mi trabajo depende únicamente de mi pie derecho, mi apariencia física no me importa».

• «Me dije, no va a ser así conmigo, y de golpe esto me motivo para seguir vivo» (Sobre lo que sintió cuando recibió la extrema unción tras su accidente en agosto de 1976)

• «Estuve brevemente muerto, pero resucité» (Después de su trasplante de pulmón en 2018)