Culturismo«De los veintitantos inscritos solo se quedaron seis o siete»

Antonio León, presidente de la Asociación Vasca de Fisicoculturismo, explica la desbandada de los culturistas ante la llegada de los médicos antidopaje: «Los chavales se asustaron y desaparecieron»

Espantada masiva en la Copa Euskadi de culturismo al llegar los médicos antidopaje

Actualizado:

Antonio León, presidente de la Asociación Vasca de Fisicoculturismo (IFBB-Euskadi), cree que "con un reconocimiento deportivo se controlarían" situaciones como el abandono masivo en el evento del pasado el domingo en Santurtzi tras conocerse que se iban a realizar pruebas antidopaje.

«Luchamos por un reconocimiento deportivo para evitar que sucedan estas cosas y que la gente no utilice sustancias prohibidas. Con ese reconocimiento podríamos dar información sobre el dopaje. Es la única manera de poder controlar a los atletas», apuntó León en los micrófonos de la Cadena COPE.

La Agencia Vasca Antidopaje (AVA) informó el lunes de que agentes de esta entidad dependiente de la Dirección de Actividad Física y Deporte del Gobierno Vasco se presentaron en el lugar de la competición «sin previo aviso como es lo habitual y deseable» para llevar a cabo una serie de controles de dopaje.

«Tras comenzar el evento, puesto que el pesaje ya se había llevado a cabo momentos antes de personarse los agentes de control de dopaje designados por la AVA, la mayor parte de los y las participantes abandonaron el lugar del evento, una situación que obligó a la organización a suspender la prueba», señaló la AVA.

León explicó que, en su opinión, lo que ocurrió es que «los chavales cuando vieron a una persona con una tarjeta colgada del cuello que decía 'agencia antidopaje' se asustaron y cuando fueron a buscarles para subir a la competición habían desaparecido».

El dirigente añadió que de los «veintitantos» competidores inscritos en la prueba «quedaron seis o siete» y, por lo tanto, se vieron obligados a cancelar esta II Copa Euskadi.

«Con un reconocimiento deportivo esto se controlaría. Si lo hubiera en todas las federaciones todos los atletas federados estarían controlados y no habría estos movimientos de sustancias prohibidas en el mercado», recalcó León..