María Vicente
María Vicente - EFE
Atletismo

María Vicente: «Me gusta afrontar que algo no salga bien y seguir luchando»

La atleta charla con ABC tras coronarse campeona de Europa sub 20 de heptatlón sobre sus pasos firmes hacia la élite sin saltarse ningún escalón

Actualizado:

Su madre le dijo que iban al cine. Era mentira. Iba a una pista de atletismo. No le gustaba correr, aunque se le daba bien en el colegio, pero descubrió las vallas, los saltos. De ahí, récords y títulos. Talento bien orientado, madurez impropia y sacrificio multiplicado por siete. María Vicente (Barcelona, 18 años) es la mejor de Europa sub 20 en heptatlón: lanzamientos de jabalina y de peso, saltos de longitud y altura, 200 y 800 metros lisos y 100 metros vallas. La atleta total habla con ABC sobre crecer con pausa, las expectativas y el reto de ser la mejor en siete disciplinas.

¿Cómo está?

Bien, todavía cansada, pero supercontenta por todo lo que pasó y con ganas de competir en el 4x100.

¿Ha pensado en celebrar el título?

No he pensado nada especial. Me iré una semana de vacaciones con mi familia. Y estoy deseando volver a Barcelona para ver «La casa de papel», que ya he visto cosas que me están destripando todo.

¿Con qué se queda de este título?

Con la llegada en el 800 -superó a sus rivales directas por el título en los últimos 200 metros-. De haberlo luchado, mantener la sangre fría, salir a por ello y no quedarme a la sombra de lo que pudieran hacer las demás.

¿Por qué eligió heptatlón?

Me gusta mucho afrontar que algo no salga bien y seguir en la siguiente prueba para completar. La constancia y que el premio sea por la suma de todo. Correr por correr nunca me atrajo mucho. Me gusta esta diversidad.

¿Sería mejor en una disciplina?

Mucha gente me lo plantea, pero me gustan las combinadas y no pienso en cambiar. No es como en natación que tienes una medalla por cada prueba, aquí solo ganas si eres la mejor en todas. Me gusta el que te vaya bien o mal y seguir y que no todo se acabe en la meta del 100 vallas.

¿Qué vallas fuera del atletismo le ha costado más superar?

Me he roto los isquiotibiales tres veces y me costó. Las lesiones son un golpe duro que hay que saber afrontar física y psicológicamente para salir.

¿Qué es lo que más le gusta entrenar?

Las vallas y la longitud. Coincide con lo que creo que se me da mejor, pero no es solo por eso. Me lo paso mejor.

¿Le divierte entrenarse?

Sí, sí. Claro que es divertido. Para mí sí.

¿Qué cree que tiene que mejorar?

Mucho, en todas las pruebas. Tengo fallos en los saltos que hay que corregir. Y en lanzamientos. Pero eso siempre es una buena noticia porque puedo sacar más. Mi primer entrenador me decía que tenía que disfrutar porque así interiorizas mejor lo que aprendes y lo sacas en la competición. Si no, no sirve de nada porque no lo pones en práctica.

¿Se esperaba este gran camino?

Hay algunas cosas que no esperaba haber podido realizar. Pero creo que todo esfuerzo tiene su recompensa. Salga ahora o de un tiempo siempre hay que seguir luchando.

¿Siente las expectativas que va añadiendo conforme logra los éxitos?

Pesar pesan porque sabes que tienes a gente detrás que confía en ti, pero si confían en mi quiero pensar que me van a apoyar tanto si sale bien como si algo me sale mal para que después salga bien. Quiero disfrutar y hacer que la gente disfrute del atletismo y de mí.

¿Se siente un ejemplo?

Podría decirse así, que los niños que empiezan se fijan en mí. Y yo quiero decirles que lo sigan intentando. Cada día hacer lo máximo posible. Si tienes que hacer series a 51, la última hacerla a 50 para que salga en la competición. Si vas a hacer todo a 51 y lo mínimo para no cansarte, luego verás las marcas.

¿Da tiempo a pensar en un salto?

Durante el salto no, a mí al menos no. Lo pienso antes y salgo a hacerlo.

¿Se ve ya con marcas para triunfar en categoría absoluta?

Es difícil, pero creo que todo saldrá. No sé si será al mes que viene o dentro de un año. Cuando tenga que ser será.

¿Ve Tokio 2020 o el Mundial sub 20?

Mi objetivo es el Mundial. Si conseguimos marcas es posible que podamos ver Tokio, pero esa no es mi meta principal. Quiero disfrutar de mi competición, luchar por medallas.

¿Es disciplinada fuera de la pista?

Sí, yo creo que sí. Intento comer lo que se tiene que comer. Alguna vez me salto algo, pero es necesario. Alguna galleta de chocolate, alguna pizza, lo que me da...

¿Se compara alguna vez con gente de su edad de fuera del atletismo?

Tienen más libertad para ir a sentarse en un banco a hablar o salir los fines de semana, vale, pero estoy aprovechando bien el tiempo. No voy a entrenar pensando «jope, si pudiera estar ahí».

¿Hizo Selectividad?

Sí, no me coincidía ningún campeonato y salió muy bien. Voy a compaginar el deporte con Marketing digital.

¿Qué hay cuando no hay deporte?

De eso, poco: quedar con amigos que no suelo ver, disfrutar con la familia. Ir de compras. Mi madre me regaló un libro hace poco en inglés para practicar, pero, perdona, ahora no sé el título.