Imagen en alta resolución de Ultima Thule
Imagen en alta resolución de Ultima Thule - NASA/Johns Hopkins Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute, National Optical Astronomy Observatory

Ultima Thule, el misterio del lejano «mundo» aplastado

Científicos de la NASA han compartido algunos de los últimos hallazgos en este objeto: sus dos bloques están achatados y parece que se formaron por agregación de grandes peñascos

MADRIDActualizado:

El pasado 1 de enero la sonda New Horizons, de la NASA, sobrevoló 2014 MU69 o Ultima Thule, el objeto explorado más distante. La nave, del tamaño de un piano de cola y que viaja a una increíble velocidad de 54.000 kilómetros por hora, pasó por las cercanías de un cuerpo de 35 kilómetros de largo, con forma de muñeco de nieve, que se encuentra en el cinturón de Kuiper, a una distancia de 6.600 millones de kilómetros de la Tierra.

Por entonces ya se explicó lo más relevante de esta visita. Ultima Thule es un «binario de contacto», un cuerpo bilobulado formado por la acreción de dos bloques menores. Lo más destacable es que esto concuerda con los modelos que explican la formación de los planetas rocosos del Sistema Solar a partir de planetesimales, bloques, como Ultima Thule, de decenas o cientos de kilómetros de longitud que se agregaron para formar cuerpos mayores. Por tanto, este extraño objeto con forma de bolo es, ni más ni menos, que un fósil que nos explica lo que ocurrió en el Sistema Solar hace 4.500 millones de años y que permitió la formación de los mundos rocosos.

Modelos para explicar la forma y giro de Ultima Thule. El de abajo es el actual
Modelos para explicar la forma y giro de Ultima Thule. El de abajo es el actual - NASA

Esta semana, el equipo de la misión New Horizons compartió los últimos detalles sobre MU69 en la Conferencia de Ciencia Lunar y Planetaria. El procesamiento de las imágenes captadas por la sonda desde un mayor ángulo ha revelado que Ultima Thule no es un muñeco de nieve, sino que más bien parece un par de tortas aplastadas y unidas posteriormente.

«Esto nos cogió por sorpresa», dijo este martes Alan Stern, investigador principal de New Horizons y científico en el Southwest Research Institute en Boulder, Colorado (EE.UU.).

Según ha dicho en Sciencemag.org William McKinnon, estas tortas son «nuestra evidencia más fuerte de que –estos objetos– realmente comenzaron a orbitar en pareja». Después, su movimiento finalizó con una suave colisión, a alrededor de dos metros por segundo.

Además, los ejes de los dos objetos están perfectamente alineados, como se esperaría si ambos hubieran estado orbitando juntos desde una corta distancia. «Es muy improbable que esto hubiera ocurrido enteramente por azar», ha dicho McKinnon.

La teoría del origen de los planetas

Quizás lo más interesante es que estos últimos hallazgos apoyan una teoría de formación de planetas, a partir de planetesimales, conocida como «inestabilidad de flujo». Según esta, cuando el Sol estaba rodeado de un disco de partículas y polvo, la electricidad estática permitió la formación de guijarros del tamaño de peñascos, que se agregaron gracias a la agitación existente durante el nacimiento del Sistema Solar. Finalmente, estos agregados colapsaron en planetesimales, formando parejas alineadas como 2014 MU69.

Aparte de eso, Kirby Runyon, investigador del equipo de New Horizons, describió esta semana otro nuevo detalle sobre Ultima Thule: las líneas que aparecen en su superficie parecen delimitar el contorno de lo que en el pasado fueron bloques separados.

Esto cambia la teoría de formación de planetesimales. Las líneas indican que su crecimiento no sería gradual y lento, sino rápido y probablemente dependiente de la unión de grandes peñascos.

En la actualidad, los científicos están estudiando el color de Ultima Thule. Es un objeto muy oscuro, que solo refleja el 7% de la luz solar, pero los investigadores analizan la presencia de misteriosos puntos más oscuros y más claros en su superficie. También están interesados en la presencia de ciertas depresiones que parecen ser huellas de impactos pasados o bien señales de la salida de gases desde el interior. ¿Qué secretos sobre el origen del Sistema Solar se esconden todavía en este lejano objeto?