Hawking no tenía razón: la materia oscura no está hecha de agujeros negros microscópicos

Una nueva investigación pone a prueba, y descarta, una de las teorías más especulativas del genial físico británico

Actualizado:

Los científicos saben bien que existe en el Universo «otro tipo» de materia, nunca vista hasta ahora porque no emite ninguna clase de radiación. Se trata de la materia oscura, de la que sí sabemos que es cinco veces más abundante que la materia ordinaria (la que forma todos los planetas, estrellas y galaxias que podemos ver), y que es sensible a la gravedad. Sin materia oscura, las estrellas que forman la Vía Láctea y las demás galaxias no podrían mantenerse unidas y se dispersarían por el espacio sin orden ni concierto.

Sin embargo, y para decepción de los científicos, todos los intentos hechos hasta ahora por detectar las partículas de las que se supone está hecha la materia oscura han fracasado, uno tras otro. Ni los laboratorios subterráneos, ni las observaciones a través de telescopios, ni tampoco los experimentos llevados a cabo en el mayor acelerador de partículas del mundo, el LHC (Large Hadron Collider) han conseguido arrancar a la materia oscura ni uno solo de sus secretos.