La Luna brilla después de un cohete Soyuz con destino a la Estación Espacial Internacional (ISS), en el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán), el 14 de noviembre de 2016
La Luna brilla después de un cohete Soyuz con destino a la Estación Espacial Internacional (ISS), en el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán), el 14 de noviembre de 2016 - REUTERS

Avanzan los planes para construir una estación espacial en la Luna

Autoridades rusas han presentado recientemente nuevos detalles sobre los prototipos de una estación permanente, que será el paso previo a la exploración y explotación del satélite

G.L.S.
MADRIDActualizado:

El cosmonauta Oleg Kotov ha informado que una futura estación espacial internacional puesta en órbita en la Luna será cuatro o cinco veces más pequeña que la Estación Espacial Internacional (ISS), según TASS, la agencia rusa de noticias.

«La discusión sobre los planes para crear una estación espacial internacional en la Luna están en su fase inicial. Las conversaciones previas al proyecto están siendo llevadas a cabo por equipos de trabajo de los países socios de la Estación Espacial Internacional (ISS)», ha dicho Kotov, el jefe del Centro de Programas tripulados de Roscosmos.

Logotipo de la agencia espacial de Rusia
Logotipo de la agencia espacial de Rusia - NASA

Por su parte, la NASA está desarrollando el nuevo Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS), una futura lanzadera de gran capacidad y que en el futuro llevará a los astronautas hasta Marte y quizás a algún asteroide, a bordo de una nave Orión, también en desarrollo.

Antes de eso, tendrá que cumplir con éxito la Misión de Exploración-1, un primer vuelo no tripulado con el SLS. Cuando la fase de pruebas en tierra se complete, se espera que los vuelos no tripulados comiencen en 2018, y que lleven a la nave Orión a la órbita lunar. Si todo va bien, después comenzarían los vuelos tripulados, y el viaje final a Marte se lanzaría en 2030.

La vieja idea de la estación lunar

El principal objetivo de una futura estación espacial lunar (LOS, por sus siglas en inglés) es establecer un vínculo entre los aterrizadores lunares y las naves de transporte de la Tierra, según « Russianspaceweb.com».

El primer concepto de LOS apareció en 1959, durante los comienzos de la Era Espacial, cuando el ingeniero Wernher von Braun imaginó el reabastecimiento de naves en la órbita lunar, para facilitar la construcción de una base permanente en el satélite. En 1962, Sergei Korolev, el principal artífice del programa espacial soviético, consideró la posibilidad de hacer bases de larga duración en la órbita lunar, para facilitar futuras expediciones al espacio profundo.

Estos y otros conceptos se abandonaron en favor de otros proyectos, tanto en la NASA como en la agencia espacial soviética. Pero a principios de este siglo las potencias espaciales han vuelto a manifestar su interés por la Luna.

La empresa rusa Krunichev, responsable del desarrollo de las estaciones Salyut, Almaz, MIR y del núcleo central de la ISS, presentó en 2007 un prototipo de estación lunar similar, aunque más pequeño, que la ISS. Su principal objetivo sería transferir tripulaciones, combustible para las operaciones en la Luna y para servir de apoyo.