Diez de los mejores restaurantes andaluces de Madrid

El crítico de ABC selecciona sus direcciones favoritas donde saborear la cocina andaluza en la capital

Actualizado:

La cocina andaluza, con tanto sabor a mar, siempre está presente en nuestra agenda a la hora de salir a comer. El crítico gastronómico de ABC repasa los sabores del sur en esta guía que conviene tener a mano. Son algunas de las direcciones «andaluzas» que más le gustan en la capital de España.

12345678910
  1. Surtopía

    Restaurante Surtopía
    Restaurante Surtopía - ISABEL PERMUY

    José Calleja es un sanluqueño que ha convertido su restaurante en referencia de la mejor cocina andaluza en Madrid. Local pequeño, con una barra en la entrada en la que hay una buena oferta de tapas y raciones del sur. La cocina de Calleja se basa en el recetario y en los productos de su tierra, demostrando que hay mucho más que pescado frito. Pero siempre desde una visión personal, fresca y desenfadada. Ojo a las tortillitas de camarones, ligeras, crujientes y sin grasa, las mejores que se pueden tomar en Madrid. Destacan también los guisos y a la excelente oferta de pescados de las costas gaditanas. Para beber, completísimo surtido de manzanillas y otros vinos generosos, el más amplio de la capital.

    SURTOPÍA. Núñez de Balboa, 106. 91 563 03 64.

  2. La Malaje

    La Malaje
    La Malaje - ISABEL PERMUY

    Manuel Urbano es un cocinero cordobés que ha trabajado durante años en ese excelente restaurante que es Sacha. A un paso de Tirso de Molina ha puesto en marcha una sencilla taberna cuyo nombre ya nos trae un inequívoco aire andaluz. En la entrada una amplia barra para tapeo, y detrás un pequeño comedor. Cocina de la memoria, en este caso de la memoria cordobesa, bien puesta al día. La oferta gira en torno a una breve carta llena de guiños al sur, con abundancia de platos y guisos populares, muchos de ellos aprendidos por el cocinero de su abuela y de su madre.

    LA MALAJE. Relatores, 20. 91 081 30 31.

  3. La Gaditana

    La Gaditana
    La Gaditana - BELÉN DÍAZ

    Empezó como una modesta taberna en la calle Lombía, cerca del Palacio de los Deportes. Antonio Martínez, su mujer y sus hijos, naturales de Cádiz, la abrieron apostando por la cocina de su tierra. Tortillitas de camarones, adobos o garbanzos con choco, junto a una especial amabilidad en el trato, hicieron que La Gaditana ganara clientela hasta desbordar ampliamente la capacidad del angosto local. A la vista del éxito, sin cambiar un ápice su filosofía ni de cocina ni de atención al cliente, y manteniendo la taberna de Lombía, abrieron una mucho más grande a una manzana de la anterior. Con una larga barra y el añadido de un amplísimo comedor del que carecía la casa madre. También una cocina en condiciones que les permite ampliar su oferta con buenos arroces. La de esta casa es una cocina honrada, sencilla, sin trampa ni cartón, en la que se cuida la materia prima.

    La Gaditana. Fuente del Berro, 23. 91 115 37 51.

  4. La Caleta

    La Caleta, en la calle Tres Peces
    La Caleta, en la calle Tres Peces

    Abierto hace una década, esta es una de las referencias en Madrid para los amantes de las frituras de pescado al estilo andaluz. Todos los productos que sirven llegan desde Cádiz, incluidos la harina de garbanzo para freír o los picos. Incluso sólo tienen vinos tintos de aquella provincia. El pescadito se elabora al momento y se sirve en los populares cartuchos de papel de estraza, al estilo gaditano. Su gran especialidad es el «bien me sabe», cazón en adobo, pero no hay que desdeñar las ortiguillas, las puntillitas, los boquerones o las imprescindibles tortillitas de camarones. Se completa la oferta con un par de buenos arroces y algún plato de cuchara gaditano. Cuenta con una sucursal en la calle Santa Isabel, 38.

    LA CALETA. Tres Peces, 21. 645 38 80 77.

  5. Cazorla

    Barra de Cazorla
    Barra de Cazorla - ERNESTO AGUDO

    Aunque ahora cuentan con media docena de sucursales repartidas por Madrid, esta es la casa madre. Aires de Andalucía en esta taberna-restaurante decorada con azulejos y fotografías que traen recuerdos del sur. En su comedor y en su amplia barra se ofrece un completo surtido de especialidades elaboradas con buena materia prima. Mojama de calidad, marisco variado y logradas frituras (chopitos, calamares, adobo, pijotas…), entre las que sobresalen las gambas con gabardina. Muy ricas también las huevas en vinagreta. Con el buen tiempo tampoco hay que hacerle ascos a un buen gazpacho, o a una ensalada de pimientos o de tomate aliñado.

    CAZORLA. Montesa, 30. 91 402 66 24.

  6. Kulto

    Kulto, en la calle Ibiza
    Kulto, en la calle Ibiza - BELÉN DÍAZ

    Tras el éxito de su restaurante Albedrío en Zahara de los Atunes, Laura López y José Fuentes decidieron dar el salto a Madrid para abrir en un local del comienzo de la calle Ibiza, a un paso del parque del Retiro. Kulto está dividido en dos espacios bien definidos. En la planta baja, con la cocina vista al fondo, una amplia barra con mesas altas en las que se puede tapear bien de manera informal. La parte más «seria» está en la primera planta, donde se ofrece una carta con bastante fusión, pero en la que se deja notar el origen gaditano de los propietarios-cocineros ya que tienen un amplio protagonismo los atunes del Estrecho y otros productos de allá.

    KULTO. Ibiza, 40. 91 173 30 53.

  7. El Qüenco de Pepa

    Mila Nieto y Pepa Muñioz, en El Qüenco de Pepa
    Mila Nieto y Pepa Muñioz, en El Qüenco de Pepa

    Pepa Muñoz se define a sí misma como cocinera «autodidacta». Esta sevillana ha logrado hacerse un hueco entre la clientela madrileña de alto nivel con una cocina clásica, muy tradicional, en la que predomina la esencia de su tierra andaluza. Platos que gracias a su buena mano resultan bien ejecutados, ceñidos a los productos de temporada. Uno de los puntos fuertes de esta casa son las frituras, que Pepa, como buena andaluza, domina con soltura: puntillitas, pijotas, parrochas, acedías, ortiguillas, boquerones... Incluso unas clásicas tortillitas de camarones crujientes y sin grasa. Añadan a la oferta coquinas y gambas blancas de Huelva o unas cigalitas a la plancha. Producto marino de calidad que tiene continuidad en los pescados que se ofrecen como platos fuertes.

    EL QÜENCO DE PEPA. Henri Dunant, 21. 91 345 10 84.

  8. La Giralda

    Ambiente en La Giralda
    Ambiente en La Giralda

    Tras más de cuarenta años, se ha convertido en un clásico de la cocina andaluza en Madrid. Decoración típica a base de azulejos, forjas y cuadros taurinos. Tanto en esta casa como en la que tienen en la calle Claudio Coello, abierta hace veinte años, la oferta se centra especialmente en los grandes pescados que llegan del Estrecho (pargos, corvinas, lubinas). Pero también buen salmorejo, cola de toro, una amplia variedad de pescado frito y algunos arroces. Cuentan además con una excelente oferta de vinos generosos por copas.

    LA GIRALDA. Hartzenbusch, 12. 91 445 77 79.

  9. Macarela

    Restaurante Macarela
    Restaurante Macarela - BELÉN DÍAZ

    Un proyecto de dos socios gaditanos que decidieron traer a Madrid la cocina y el producto de su tierra. En su carta están todos los imprescindibles de Cádiz, tanto del mar como del interior. Su apuesta principal se centra en el atún rojo de las almadrabas de Conil, Zahara de los Atunes y Tarifa, presentado en muy diversos cortes. Pero en la carta no faltan especialidades y productos tradicionales como las coquinas, las ortiguillas, las tortillitas de camarones, el cazón en adobo, los rollitos de pringá, los chicharrones, la carne mechá o el queso payoyo. Una embajada de Cádiz en Madrid.

    MACARELA. Monte Esquinza, 39. 91 599 11 29.

  10. El Pescaíto

    Restaurante El Pescaíto
    Restaurante El Pescaíto

    Con otro local en la calle Duque de Sesto, el nombre de esta casa es ya toda una declaración de intenciones. Barra y comedor decorados con aires de taberna andaluza, con predominio de los azulejos. Lógicamente su especialidad son los “pescaítos” que le dan nombre. Buenas frituras que van desde los calamares a los boquerones o las pijotas, pasando por un muy notable cazón en adobo o unas berenjenas rebozadas. Además, una amplia oferta de marisco del día y de pescados a la sal. Sobresale su servicio amable y eficaz, tanto en la barra como en la sala.

    EL PESCAÍTO. Alcántara, 71. 91 309 28 74.