Adam Ondra escalando en la cueva de Hanshelleren en Flatanger (Noruega)
Adam Ondra escalando en la cueva de Hanshelleren en Flatanger (Noruega) - PAVEL BLAZEK

Los infernales 45 metros de la escalada más dura del mundo

El checo Adam Ondra ha completado el primer «9c» del mundo al trepar con éxito por una cueva de Noruega

Actualizado:

«Estoy muy, muy feliz», comentaba Adam Ondra, el hombre récord de la escalada deportiva, en su cuenta de Instagram el pasado 3 de septiembre. «Corté el ancla y ni siquiera podía gritar, todo lo que podía hacer era simplemente colgarme de la cuerda, sintiendo lágrimas en mis ojos; era demasiada alegría, alivio y emoción, todo mezclado», contó Adam Ondra a la CNN refiriéndose al momento en el que consiguió hacer historia.

Con tan sólo 24 años, este escalador checo ha completado el primer «9c» del mundo en la cueva de Hanshelleren, en Flatanger (Noruega). Se el «Project Hard» el escalador ha conseguido hacer la subida más difícil del mundo. La ruta constó de un ascenso de 45 metros sobre granito en dicha cueva en Flatanger que le llevó sólo 20 minutos.

Adam Ondra escalando en Flatanger
Adam Ondra escalando en Flatanger- PAVEL BLAZEK

Necesitó 4 años de preparación y realizó visitas a Noruega para completar la subida más difícil del mundo. Uno de sus trucos es mantenerse calmado, según explica en una entrevista para Desnivel.com: «La vía es muy de precisión, hay que hacer todo correctamente y con la cabeza nerviosa es imposible».

En la escalada libre existen muchos sistemas de graduación, pero en España y muchos lugares de Europa se usa el sistema francés de graduación. Es el mismo que ha usado Adam Ondra. Este sistema considera la dificultad de la escalada teniendo en cuenta la dificultad de los movimientos y la longitud de la vía. Los grados son numerados empezando por el 1. A los números se les añade una letra (a, b o c) y un signo (+ o -) para aclarar la dificultad. Hasta ahora, el máximo grado de dificultad había sido un «9b+».

Cueva de Hanshelleren en Flatanger (Noruega)
Cueva de Hanshelleren en Flatanger (Noruega)- PAVEL BLAZEK

La cueva de Hanshelleren es una de las favoritas de los escaladores experimentados. Debido a su enorme saliente, rara vez cae el agua dentro cuando llueve, aunque a veces puede filtrarse. Está situada a unas dos horas de Trondheim, ciudad conocida por sus difíciles rutas de escalada.

Fue en junio de 2012 cuando viajó a Noruega para «echar un vistazo a una increíble cueva que sólo había conocido por fotografías», dice Ondra en su página web. Exploró el terreno y comprobó que, aunque había pocas rutas, descubrió la línea y supo que era posible la escalada. «De inmediato, sabía que iba a llamarlo 'The Change'», dice Adam Ondra refiriéndose al proyecto por el cual consiguió el primer «9b+» del mundo. Sólo él y el escalador Chris Sharma han logrado subir una ruta de este grado.

Adam Ondra escalando en la cueva de Hanshelleren en Flatanger (Noruega)
Adam Ondra escalando en la cueva de Hanshelleren en Flatanger (Noruega)- PAVEL BLAZEK

«¡Algunos de sus movimientos son totalmente locos! Y no... el hombro no está dislocado», comentó en foto de arriba de Instagram Pavel Blazek, fotógrafo y manager de Adam Ondra.

Ondra escaló su primer «9a» con 13 años y ya lleva 3 medallas de oro en los Campeonatos Mundiales. Además, en 2016 llevó a cabo el legendario 'Dawn Wall' en un tiempo récord de 8 días. Fue su primera experiencia en la pared grande.

[Dos escaladores derrotan a El Capitán, la pared más difícil del mundo]