Fachada de los cines Ideal, en la calle del Doctor Cortezo
Fachada de los cines Ideal, en la calle del Doctor Cortezo - ABC

Los cines Ideal por fin abren las puertas tras un retraso inesperado en sus obras

Las históricas salas de Tirso proyectan desde este viernes filmes, tras seis meses cerradas por reforma

MADRIDActualizado:

Tras la serie de imprevistos -según señalaron desde Yelmo Cines- de última hora que motivaron el retraso en la reapertura de los cines Ideal (Doctor Cortezo, 6), prevista inicialmente para el pasado 23 de octumbre, las históricas salas por fin cortan la cinta de inauguración y desde este viernes ya proyectan filmes en sus renovadas instalaciones.

«Con más de 30 años de explotación por parte de la propiedad, Yelmo Cines Ideal cerraba sus puertas en primavera para una reforma integral y modernización de su interior, primando en todo momento el respeto por los más de 100 años de historia. Tras la remodelación, hoy reabre sus puertas al público ofreciendo una imagen mejorada, gracias a la reforma integral del cine», señala la compañía en un comunicado.

Los trabajadores, reubicados durante los últimos seis meses en otros cines de la compañía durante el periodo de cierre, volverán de nuevo al corazón de Tirso de Molina. A espaldas de la plaza de Jacinto Benavente, los Ideal fueron inaugurados el 10 de mayo de 1916. Hoy, 101 años después, son una de las salas con programación permanente más antiguas de la ciudad. En 1990, Yelmo adquirió los cines, orientando entonces su cartelera hacia la versión original.

«En esta remodelación se han incorporado nuevas butacas más amplias, confortables y se ha aumentado el espacio entre filas. También se ha reformado el bar y todos los baños, situados ahora fuera de las salas para no afectar la proyección. Yelmo Cines Ideal ahora son 100% accesible a minusválidos (con ascensor adaptado entre plantas)», subraya. Respecto, patrimonio histórico de Madrid, Yelmo añade que «solo se ha intervenido en zonas puntuales precisamente para volver a los elementos originales».