Rafael Galeano, en la capilla del Beato, ante la imagen de Nuestro Padre Jesús en su Prendimiento.
Rafael Galeano, en la capilla del Beato, ante la imagen de Nuestro Padre Jesús en su Prendimiento. - A. Vázquez

Un año lleno de retos para la cofradía del Prendimiento

La cofradía prepara con entusiasmo el Vía Crucis oficial de febrero; después vendrán el Lunes Santo y el Vía Crucis Diocesano previsto para el 7 de julio»

CÁDIZActualizado:

La hermandad del Prendimiento ha iniciado un 2018 muy importante. La cofradía con sede en la capilla del Beato Diego, en la calle Bendición de Dios, afronta unos meses muy intensos y especiales. Estos días encara los detalles que aún quedan por perfilar para el Vía Crucis que se celebrará el 19 de febrero. Como ya se sabe, la imagen de Nuestro Padre Jesús en su Prendimiento es la que preside en esta ocasión el acto piadoso, una circunstancia que llena de ilusión tanto al hermano mayor de la corporación, Rafael Galeano, como a toda su junta y hermanos.

El máximo responsable de la cofradía ya cuenta los días que restan para la primera cita notable del año. «Estoy encantado. Ya lo tenemos asimilado y estamos muy contentos. Va a ser un año bonito pero va a ser duro también porque son dos salidas más que hay que preparar y si ya cuesta trabajo muchas veces encontrar gente y tiempo para preparar una, pues imagina tres salidas».

Para el Vía Crucis penitencial, la cofradía quiere aportar su sello y busca también cierta originalidad. «El tema de la parihuela no lo tenemos aún cerrado. La idea es presentar algo que no esté visto en Cádiz que sea diferente. Lo que sí teníamos claro es que la parihuela nos condicionaba a salir de la iglesia del Carmen por las dimensiones de la puerta y también por tema de organización desde el Consejo de Hermandades se recomendaba que fuera desde allí la salida», explica Galeano. Mientras se resuelve el tema de las andas, sí se confirma una importante novedad ya que Nuestro Padre Jesús en su Prendimiento estrenará un túnico que ha sido donado por un grupo de hermanos. Por otro lado, la hermandad ya se ha puesto en contacto con los hermanos para que aquellos que lo deseen puedan acompañar al Titular (un máximo de veinte).

A través del Consejo ya está también preparado el libro del Vía Crucis en el que ha colaborado desinteresadamente Ragara. De cara a ese día, está previsto que el traslado hacia la Seo comience a las 18.15 horas. La comitiva saldrá hacia la Alameda, Bendición de Dios, Enrique de las Marinas, San José, Ancha, Novena, Plaza del Palillero, Columela, Plaza de Topete, Compañía, Santiago y Plaza de la Catedral po Arquitecto Acero. A las 20.00 horas comenzará el rezo del Vía Crucis. De regreso al Carmen se tomará por Cobos, Cristóbal Colón, San Francisco, San Agustín, Rosario, Tinte, Plaza de Mina, Enrique de las Marinas, Bendición de Dios, Alameda y el Carmen. Se espera llegar como muy tarde a las 22.30 horas. «En cuanto al tema del recorrido bueno nosotros el problema que vimos era por las luces que no da tiempo a quitarlas el Domingo de Piñata pero se ha buscado el camino más directo tanto de ida como de regreso». Por las calles, el Titular de la cofradía del Prendimiento llevará acompañamiento musical de capilla.

Que en los últimos años se haya abierto la posibilidad a que el Vía Crucis lo presidan distintas imágenes y no sean solo los crucificados es algo que Galeano valora muy positivamente. «Era lo más razonable. Lo otro no me parecía razonable. Esta forma ha sido muy bien aceptada porque nos permite a las demás hermandades que pudiéramos tener esa opción».

Posible cambio en los cultos

Los cultos del Prendimiento comienzan el Miércoles de Ceniza, justo el fin de semana previo al Vía Crucis. Sin embargo, este año la junta estudia que probablemente se retrasen a la siguiente semana que ya ha finalizado el Carnaval. «Pienso que debemos adaptarnos a los tiempos y en eso estamos, nos lo vamos a plantear y es muy posible que optemos por eso ya que coincide con los días de Carnaval, al margen de que el lunes también tenemos el Vía Crucis».

Otro de los motivos de alegría para el Prendimiento es la presencia que va a tener en el Vía Crucis Diocesano que se celebrará el próximo 7 de julio con motivo del 750 aniversario del traslado de la Diócesis a Cádiz. «A la gente de la hermandad le ha hecho muchísima ilusión porque es un escaparate provincial, viene mucha gente de toda la provincia. Es cierto que solo hay dos Prendimientos, el de San Fernando y este y nos tocaba a nosotros pero además viniendo del Padre Juan Enrique Sánchez que nos lo solicitó y siempre se porta muy bien con nosotros nos alegramos más todavía», explica Rafael Galeano.

El paso, muy avanzado

De cara al Vía Crucis Diocesano se notará un avance muy significativo en el paso de misterio. La idea es estrenarlo completo en esta cita del 7 de julio, tener el canasto ya terminado. «El año pasado se estrenó el frontal. Este año tenemos ya la trasera lista y para el vía crucis diocesano queríamos estrenar los dos laterales, de hecho el Lunes Santo van a estar al 70 u 80% ya hechos». También con respecto a las andas, Galeano asegura que a partir de ahí tendrán que estudiar bien las opciones. «Hay que sentarse, pagar lo que se ha hecho. No queremos que haya un parón porque nos gustaría ir acometiendo los respiraderos pero el dinero manda y el paso se está haciendo con las aportaciones extraordinarias de los hermanos».

El próximo Lunes Santo servirá por tanto para tener una primera toma de contacto con el canasto del paso ya casi a punto. Con la nueva Carrera Oficial, la del Prendimiento será de las pocas cofradías que pasen por la calle Ancha. «Nunca nos planteamos coger por otro sitio que no fuera Ancha y es una calle que me gusta». Galeano asegura además que «a nosotros no nos afecta casi nada. Ahora nos recogemos antes que es mejor por el cortejo de niños que llevamos».