REUTERS

Trump y Netanyahu intercambian su opinión sobre las «amenazas» de Irán y la paz en Oriente Medio

El presidente de Estados Unidos y el primer ministro de Israel mantienen una conversación por teléfono en la que el estadounidense reitera su «compromiso» con el país

Actualizado:

El presidente de EEUU, Donald Trump, y el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, de las «amenazas planteadas por Irán» y el magnate ha planteado que la paz entre israelíes y palestinos «solo puede ser negociada directamente» por ambas partes, según la Casa Blanca.

La residencia presidencial ha emitido un comunicado con los detalles sobre la llamada telefónica que han mantenido ambos y ha confirmado, como ya había adelantado la oficina de Netanyahu, que el primer ministro ha sido invitado a visitar la Casa Blanca «a comienzos de febrero».

Durante la conversación, Trump ha afirmado su «compromiso sin precedentes con la seguridad de Israel», según el comunicado.

De acuerdo con la Casa Blanca, Trump y Netanyahu han acordado mantener consultas estrechas sobre una serie de asuntos regionales, entre ellos las «amenazas planteadas por Irán».

Además, Trump ha asegurado al primer ministro israelí que la lucha contra Daesh y «otros grupos terroristas islámicos radicales» será una «prioridad» para su Gobierno.

Por otro lado, el mandatario estadounidense ha destacado que «la paz entre Israel y los palestinos solo puede negociarse directamente entre las dos partes, y que Estados Unidos trabajará estrechamente con Israel para avanzar hacia esa meta».

El Gobierno israelí espera mejorar sus relaciones con Estados Unidos después de ocho años de altibajos por las críticas del expresidente Barack Obama a la colonización judía del territorio ocupado de Cisjordania y Jerusalén Este, y el acercamiento con Irán con la aprobación del pacto nuclear en 2015.

La derecha israelí más nacionalista ve en la Presidencia de Trump una puerta abierta para relanzar la colonización del territorio palestino y solo dos días después de su investidura se han disparado los llamamientos para avanzar en este sentido, sin esperar el beneplácito de Estados Unidos.

También espera Israel que Trump cumpla su promesa de trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, sobre lo que la Casa Blanca dijo hoy que están en las «primera etapas» de la conversación al respecto.