Internacional

Trump escoge a Tom Price, líder de la campaña contra el «Obamacare», como secretario de Sanidad

El congresista por el estado de Georgia asegura que la política sanitaria del presidente saliente de EE.UU. interfiere en la capacidad de pacientes y médicos para tomar decisiones

Tom Price durante una visita al presidente electo en la Torre Trump
Tom Price durante una visita al presidente electo en la Torre Trump - AFP
EP - Actualizado: Guardado en:

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha elegido al congresista por el estado de Georgia Tom Price, líder de la campaña de oposición al 'Obamacare', como nuevo secretario de Sanidad y Servicios Sociales, según ha confirmado una fuente del equipo de transición del nuevo Gobierno al diario 'New York Times'.

Price, cirujano ortopédico, ha sido un férreo crítico a la reforma sanitaria aprobada por el presidente saliente, Barack Obama, ya que asegura que esta interfiere en la capacidad de pacientes y médicos de tomar decisiones. Recientemente, Price aseguró que los hechos corroboran sus advertencias, ya que «muchos estadounidenses han perdido su cobertura sanitaria a pesar de que el presidente les dijo que la conservarían».

En paralelo, Trump ha nominado a la consultora de Indiana Seema Verma será la responsable de Medicare y Medicaid, una poderosa agencia a cargo de los programas médicos y de los estándares de las aseguradoras en Estados Unidos.

El «equipo soñado»

Para Trump, se trata de su «equipo soñado», según ha explicado él mismo en un comunicado. El nuevo mandatario ha destacado que Price está «extraordinariamente cualificado para liderar el compromiso de derogar y reemplazar el 'Obamacare' y garantizar una atención médica asequible y accesible para todos los estadounidenses».

Se espera que el anuncio formal de Price como nuevo secretario de Sanidad sea este martes, según esta misma fuente, que se ha mantenido bajo anonimato.

Como secretario de Sanidad, Price será el responsable de un departamento con un presupuesto anual de más de un billón de dólares, de programas de salud para más de 100 millones de estadounidenses y de las agencias que regulan tanto los alimentos como los medicamentos, así como de las que patrocinan gran parte de la investigación biomédica del país.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios