Internacional

Lo que hará (y no hará) Trump en sus primeros días en la Casa Blanca

Las medidas apuntan a derogar legislación que habría creado trabas a la creación de empleo

Donald Trump abandona ayer su residencia en Nueva York
Donald Trump abandona ayer su residencia en Nueva York - REUTERS
S. I. - Actualizado: Guardado en:

En su mensaje subido a YouTube sobre sus prioridades en los primeros días en la Casa Blanca, los proyectos que dio a conocer Donald Trump fueron tan elocuentes como sus silencios.

Lo que dijo

Salida del Tratado de Comercio del Pacífico.Será su primera decisión al llegar a la Casa Blanca. El TPP fue firmado por los representantes de doce países del área del Pacífico en 2015, que representan el 40 por ciento del comercio mundial. Según Donald Trump, el acuerdo de libre comercio es malo para los trabajadores norteamericanos, y solo beneficia a las grandes corporaciones.

Sin restricciones en la producción de energía. El año pasado, el presidente Obama firmó el Plan de Energía Limpia, dirigido a reducir las emisiones de carbono que influyen en el cambio climático. Trump ha dicho que revertirá esa acción ejecutiva, que según él perjudica a las industrias norteamericanas que consumen carbón, y que según los sindicatos han llevado a la pérdida de muchos empleos.

Reducir las reglas para la industria. Durante su campaña electoral, Trump se comprometió a levantar hasta el 70 por ciento de las reglamentaciones que según él atenazan a la industria, a escala federal y estatal. Para sus primeros días, Donald Trump se ha comprometido a eliminar «dos regulaciones antiguas» por cada una nueva que introduzca. Dará prioridad a la seguridad.

Vigilar los visados para extranjeros. Trump encargará al Ministerio de Trabajo que investigue el «posible mal uso de visados que perjudique a los trabajadores». En campaña, el candidato republicano criticó que ciertas grandes empresas ofrecen empleos a licenciados extranjeros, con sueldos más bajos que los nacionales, pero con el «atractivo» de conseguir el visado de residencia permanente.

Lo que calló

El muro de separación con México. En sus promesas para los primeros cien días en la Casa Blanca no figuró una de sus promesas estelares: construir un muro de separación con México, y lograr además que lo pague el gobierno del país vecino. En campaña Trump afirmó que el muro sería un catalizador de su nueva política de inmigración, que pretende ser muy restrictiva.

Repatriar a once millones de ilegales. En su política de mano dura con la inmigración ilegal, Trump prometió durante la campaña expulsar del país a los aproximadamente 11 millones de «sin papeles». Después de ganar las elecciones, anunció que «empezaría» con los tres millones de ilegales con antecedentes penales. En sus planes para los primeros días no figura esa promesa.

Revertir la reforma sanitaria de Obama. Trump podría dar un primer golpe mortal al ambicioso programa de «sanidad para todos» de Barack Obama, el Obamacare, simplemente si se niega a seguir enviando fondos federales al plan. No obstante, no ha anunciado que lo vaya a hacer, lo que apunta a que su plan podría ser finalmente mantener algunos aspectos del Obamacare y cambiar otros.

Llevar a juicio a Hillary Clinton. Por el caso del uso indebido de la cuenta de email de Hillary Clinton como secretaria de Estado, Trump anunció en su día su intención de nombrar a un fiscal especial para llevarla a juicio, y eventualmente a la cárcel. Ahora parece haber dado marcha atrás. Ya no habla de ello, y su portavoz indica que finalmente Trump no llevará a los tribunales a su rival demócrata.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios