Internacional

El Parlamento como cuadrilátero: las batallas «a golpes» más memorables de la política

El eurodiputado británico Steven Woolfe, que aspira a suceder a Nigel Farage al frente del UKIP, ha sido ingresado en estado crítico después de perder la consciencia durante un «altercado» con compañeros en Estrasburgo

Vídeo: Así fue el incidente con Steven Woolfe, tirado en el suelo del Parlamento Europeo ayer - ABC
ABC - Actualizado: Guardado en:

Azuzar el árbol del odio para conseguir que los frutos caigan rápido. El Brexit fue liderado por partidos como el UKIP, que basó su campaña en la criminalización al extranjero que va a las Islas para «quitarles el trabajo a los británicos». Esta vez la ira ha brotado entre sus propios miembros, cuando una discusión en el Parlamento Europeo sobre el futuro liderazgo en el partido acabó con un diputado en el hospital con un moratón en la parte izquierda del rostro. Steven Woolfe tirado en el suelo ha sido la imagen de este jueves.

Pero las batallas parlamentarias son un clásico en democracias y otros regímenes en alta tensión. Si hay un país europeo donde los combates en sede parlamentaria compiten con los de hockey sobre hielo ese es Ucrania. Antes y después del Euromaidán, de tanto en tanto sus diputados se han regalado golpes como argumentos para sus particulares discusiones.

Una de las luchas más extravagantes tuvo lugar el pasado mes de diciembre cuando un diputado se acercó al entonces primer ministro, Arseniy Yatseniuk, y lo sacó en volandas de la tribuna donde estaba hablando tras entregarle un ramo de flores. Ante la situación, otro parlamentario fue hacia el primero, comenzando una pelea a puñetazo limpio. El diputado que sacó al primer ministro de la tribuna era Oleg Barna, del partido del presidente Poroshenko. El primer ministro, tras observar la trifulca desde cierta distancia, volvió a la tribuna y continuó con su discurso.

Ucrania también protagonizó de algún modo una de las peores peleas que se recuerdan de los últimos años. Ocurrió en Georgia durante un debate sobre la crisis ucraniana. También hace más de un año en lo que parecía una sesión ordinaria del Parlamento georgiano, un intercambio de argumentos acabó en una pelea a puñetazo limpio. El enfrentamiento se desató durante un debate sobre la composición de las delegaciones del país en los organismos internacionales, después de que uno de los miembros de la coalición en el Gobierno, el Sueño Georgio, insultara a un miembro del Movimiento Nacional, en la oposición.

De la gélida Kiev y sus aristas a la caribeña Caracas. Solo transcurrieron unos meses desde que llegó Hugo Chávez para que tuviera lugar la primera pelea televisada. En 1999, el hoy presidente de Venezuela y por aquel momento diputado de la bancada chavista, Nicolás Maduro, se enzarzó con un opositor mientras se discutía la ley de responsabilidad social en radio y televisión. No dio ni un solo golpe certero, pero el joven Nicolás al menos lo intentó pese a que sus colegas trataban de alejarle de la gresca. Hace cinco años el diputado oficialista Diosdado Cabello presentó las pruebas que mostraban que justicia recibió fondos de Petróleos de Venezuela S.A (PDVSA) durante la IV República. El diputado Julio Borges reaccionó de manera impropia ante la denuncia.

via GIPHY

De vuelta a Europa, Italia también tuvo su pelea a golpes. Como informó ABC, el debate sobre las reformas económicas en Italia pasó en 2011 de las palabras a las manos. La tensión que se estaba viviendo en la política transalpina en aquel momento desembocó en una pelea en el Parlamento entre diputados de la Liga Norte y miembros del FLI. La sesión parlamentaria fue suspendida durante varios minutos después de la pelea, que estalló después de que el portavoz del FLI, Gianfranco Fini, hablase en tono sarcástico de la esposa del entonces líder de la Liga Norte, Umberto Bossi.

En Turquía la tensión llegó al Parlamento, antes incluso del golpe fallido de julio. Puñetazos, insultos, empujones. De todo hubo en la violenta sesión de febrero de 2015. Incluso asientos utilizados como arma arrojadiza. Fue una trifulca de todos contra todos que obligó a paralizar el debate. Y lo que se estaba debatiendo era precisamente si se concedía más poderes a la Policía para hacer frente a manifestaciones ciudadanas violentas. Dos diputados acabaron en el hospital y otros tres resultaron heridos.

via GIPHY

Para terminar, hace tan solo unos meses una pelea en el Parlamento de Sri Lanka dejó varios heridos después de que los diputados que apoyaban al expresidente Mahinda Rajapaksa protestaran por la intención de sustituir sus guardaespaldas militares por policías.

via GIPHY

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios