Banderas británica y escocesa en un acto en contra de la ruptura del Reino Unido en 2014
Banderas británica y escocesa en un acto en contra de la ruptura del Reino Unido en 2014 - Efe
Según «The Telegraph»

Estalla en Escocia la guerra de las banderas en edificios públicos

Según «The Telegraph», el Gobierno de la nacionalista Nicola Sturgeon habría ordenado que la Union Jack solo ondeara una vez al año. Ella lo niega

Corresponsal en LondresActualizado:

La polémica ha estallado después de que «The Telegraph» publicase que el Gobierno nacionalista escocés de Nicola Sturgeon había ordenado que la Union Jack, la bandera del Reino Unido, solo ondee una vez al año en los principales edificios gubernamentales del país. La información señalaba que el Ejecutivo nacionalista reduciría el número de izados de la enseña británica de las quince ocasiones en las que se hace actualmente a solo una, exactamente el Día de la Conmemoración, cuando se rinde homenaje a los caídos británicos en la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

Según este rotativo, a partir de ahora, y tras las directrices de Sturgeon, la Union Jack ya no ondearía como hace en la actualidad en cumpleaños reales, como el de Isabel II el 21 de abril, o en aniversarios de hechos importantes en la historia del Reino Unido. En su lugar, aseguraba el diario, se izará la bandera real de Escocia, cuyo escudo es un el león rampante rojo sobre fondo amarillo.

Bandera real de Escocia
Bandera real de Escocia - Afp

Esta denuncia desató las críticas de diversos miembros del Partido Conservador y de los defensores de la Unión, lo que llevó a la propia Sturgeon a negar que se haya cambiado el protocolo. Lo hizo por Twitter, la red social donde la ministra principal escocesa es bastante activa. Sturgeon aseguró que en 2018 no habrá cambios en el izado de la bandera: «Esto no tiene ningún sentido. Desde 2010, la bandera real del León Rampante ha sido la utilizada en los edificios gubernamentales para los acontecimientos reales. No ha habido cambios en la política o en la práctica desde entonces» publicó Sturgeon en forma de tuit.

Nueva regulación

Además, dejó claro que ella no había ordenado llevar a cabo ninguna modificación en las leyes que permitiese este cambio, sino que este viene de antiguo: «No he emitido instrucciones, órdenes, autorizaciones, ni siquiera he expresado una opinión sobre el cambio de política de banderas».

La líder escocesa admitía, sin embargo, que la información de la que hablaba «The Telegraph» provenía de una guía en la que se explicaba una nueva regulación más restrictiva del izado de la bandera real escocesa. Al mismo tiempo, el ex ministro principal de Escocia Alex Salmond afirmó que fue él quien modificó, tras acordarlo con la Reina Isabel II, el protocolo sobre la colocación de la bandera del Reino Unido en los edificios oficiales escoceses.

Pero antes de que Sturgeon negase los hechos las críticas se sucedieron. Varios diputados conservadores consideraron la medida «grosera» y «estúpida». Entre ellos, Murdo Fraser vinculaba el cada vez más restrictivo izado de la Union Jack al intento de imponer un nuevo referéndum de independencia de Escocia, cuando la propia Sturgeon anunció que a finales de este año anunciaría su intención sobre el particular.

Fraser aseguraba que los Sturgeon busca «impulsar su agenda separatista con cautela». Al mismo tiempo, el exlíder tory Ian Duncan Smith aseguró: «Estamos ante un nuevo intento de crear más división».