Internacional

El exministro de Economía Emmanuel Macron se presentará como candidato a presidente de Francia

Situado en algún lugar entre el centro izquierda y una izquierda muy moderada, espera robar votos al centro y al electorado socialista moderado tradicional

El exministro Emmanuel Macron, futuro candidato a la Presidencia de Francia
El exministro Emmanuel Macron, futuro candidato a la Presidencia de Francia - AFP
JUAN PEDRO QUIÑONERO Corresponsal En París - Actualizado: Guardado en:

Emmanuel Macron, exministro de Economía de François Hollande, ha anunciado su candidatura a la presidencia de la República, abriendo una nueva grieta en el rosario de candidatos socialistas, conocidos y por conocer.

Antiguo ejecutivo en la Banca Rothschild, Macron fue consejero personal del presidente Hollande, entre 2012 y 2014, cuando fue nombrado ministro de Economía, cargo del que dimitió el pasado mes de abril. Nunca se ha declarado «socialista», pero pasaba por ser el «animador» de una corriente «social liberal» en el seno de las distintas y enfrentadas familias socialistas.

Desde su nombramiento como ministro de Economía, Macron se convirtió en el primer enemigo político personal de Manuel Valls, primer ministro, animador tradicional de una corriente «reformista», entre socialdemócrata moderada y «social liberal». El enfrentamiento apenas soterrado de la pareja formada por Valls y Macron terminó con la dimisión del segundo, consagrado desde hace meses a preparar su candidatura a la jefatura del Estado, anunciada oficialmente la mañana del miércoles.

Macron inicia literalmente solo su imprevisible carrera hacia la elección presidencial, al frente de un micro grupúsculo, «¡Adelante..!», que cuenta con unos millares muy escasos de militantes y simpatizantes. Personalidades de la periferia socialista y la periferia centrista se han dicho dispuestos a apoyar la candidatura de Macron a la elección presidencial de finales de abril y primeros de mayo.

Hasta ahora, los sondeos han cotizado a Macron en cuarto o quinto puesto en la primera vuelta presidencial, pero espera crecer mucho las próximas semanas. Situado en algún lugar entre el centro izquierda y una izquierda muy moderada, espera robar votos al centro (en detrimento de la derecha) y al electorado socialista moderado tradicional.

Tras la candidatura de otro exministro de economía socialista, Arnaud de Montebourg, la candidatura Macron precede a las elecciones primarias socialistas de mediados de febrero, cuando termine por saberse sin François Hollande decide ser o no ser candidato a su propia reelección.

Esa fragmentación histórica de las familias socialistas es «pan bendito» para las derechas y las extremas derechas. Desde hace meses, todos los sondeos afirman que Marine Le Pen eliminará a cualquier candidato socialista (Hollande, Valls, Montebourg, Macron) en la primera vuelta de las próximas presidenciales, a finales del próximo mes de abril.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios