Internacional

Estados Unidos exige a la aviación siria que no vuele en zonas de la oposición

Kerry, secretario de Estado norteamericano, también pide a sirios y rusos que reconozcan su responsabilidad en el ataque al convoy humanitario en Alepo y aboga por reestablecer el alto el fuego

John Kerry, durante su intervención en el Consejo de Seguridad de la ONU
John Kerry, durante su intervención en el Consejo de Seguridad de la ONU - REUTERS
EFE - @abc_es - Actualizado: Guardado en:

John Kerry, secretario de Estado de EE.UU., ha exigido a la aviación del Ejército sirio que deje de sobrevolar las zonas del país controlado por la oposición, con el objetivo de que se vuelva a establecer el alto el fuego en Siria.

«Creo que para restaurar la credibilidad en el proceso debemos avanzar para dejar inmediatamente en tierra todos los aviones que vuelan en esas áreas clave», dijo Kerry, que subrayó que ese movimiento permitiría rebajar la tensión y facilitaría el suministro de ayuda humanitaria.

En un duro discurso en el Consejo de Seguridad de la ONU, el representante estadounidense exigió además a Rusia y Siria que «dejen de ignorar los hechos» y reconozcan su responsabilidad en el ataque del pasado lunes contra un convoy humanitario.

Según Kerry, ese ataque «ha asestado un golpe muy duro» a los esfuerzos de paz en Siria y «plantea profundas dudas sobre si Rusia y el régimen de Al Asad cumplirán con las obligaciones que aceptaron» en las últimas discusiones celebradas en Ginebra.

«No vamos a ningún sitio ignorando los hechos», dijo, subrayando que es necesaria una «aceptación de la responsabilidad para cambiar la ecuación» y «restaurar la credibilidad» del proceso de alto el fuego y negociaciones que trata de impulsar la comunidad internacional.

El bombardeo a tropas sirias, un «error»

En ese sentido, Kerry recordó que su país reconoció inmediatamente su «error» cuando el pasado fin de semana bombardeó a tropas sirias y lo comparó con las distintas versiones que Moscú ha dado de lo ocurrido con el convoy humanitario.

Su intervención siguió a la del ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, quien pidió no dejarse llevar por «reacciones emocionales» e investigar de forma «imparcial lo ocurrido con el convoy de Naciones Unidas y la Media Luna Roja Siria.

Kerry dijo que escuchando a su homólogo parece que Rusia está «en un universo paralelo» y apuntó que hay datos y testimonios que muestran que el ataque se produjo desde el aire, en una zona en la que únicamente vuelan aviones rusos y del régimen sirio. Para EE.UU., sigue habiendo esperanzas de retomar el alto el fuego y convocar negociaciones de paz, pero considera que éstas no podrán desarrollarse mientras la aviación de Al Asad siga bombardeando a civiles.

Kerry insistió a todos los países en que no se puede dar ningún tipo de apoyo a quienes tratan de «sabotear» el cese de hostilidades, entre los que incluyó al Gobierno sirio y a grupos terroristas como el Daesh y el Frente al Nusra. «El futuro de Siria pende de un hilo y urjo a este Consejo a no rendirse y apoyar los pasos acordados por EE.UU. y Rusia en Ginebra», insistió.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios