Las tropas gubernamentales también retomaron el control de la población de Marat al Fuka, ubicada al este del río Éufrates.
Las tropas gubernamentales también retomaron el control de la población de Marat al Fuka, ubicada al este del río Éufrates. - REUTERS

El ejército sirio rodea la ciudad de Al Mayadín, bastión del Daesh

Las tropas leales al presidente Bachar al Asad combaten en torno a la ciudadela de Al Rahba, una fortificación medieval

MadridActualizado:

Las fuerzas gubernamentales sirias han rodeado este domingo la ciudad de Al Mayadín, un bastión del grupo terrorista Daesh situado en la provincia nororiental de Deir al Zur, informó hoy la agencia de noticias oficial SANA.

Las tropas leales al presidente Bachar al Asad llegaron el pasado viernes a las afueras de Al Mayadín y desde entonces han combatido en la periferia oeste, en especial en torno a la ciudadela de Al Rahba, una fortificación medieval que se eleva en un monte contiguo.

Al Mayadín es la capital de facto de «la provincia de Al Jair», una de las divisiones del territorio impuestas por el Daesh en las áreas que controla y se considera de importancia estratégica, pues si el ejército la toma, aislaría a las poblaciones que controla la organización terrorista en el valle del Eúfrates hasta la ciudad de Deir al Zur.

En esa urbe, capital regional, las tropas sirias también lograron hoy avances en varios frentes, según SANA, y también retomaron el control de la población de Marat al Fuka, ubicada al este del río Éufrates.

Frontera siria

Por otro lado, el Ejército turco se está enfrentando contra el grupo yihadista Tahrir al Sham -- integrado en su mayor parte por miembros del antiguo grupo terrorista Frente al Nusra -- cerca de la localidad de Kafr Lusin, en la frontera siria, después de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunciara ayer el comienzo de una gran ofensiva en la zona.

Esta operación pretende asegurar la frontera turca y arrebatar el control de la zona a la organización, que se hizo con la región el pasado 23 de julio y supone junto a Estado Islámico la alianza yihadista más fuerte de Siria.

«Ahora mismo está sucediendo una importante operación en Idlib. Una operación que va a continuar en cuanto nos fijemos nuevos objetivos. No podemos dejar abandonados a nuestros hermanos. No podemos decirles que no nos importa si mueren. Tenemos que ayudar y no vamos a permitir que se forme un corredor terrorista a través de nuestra frontera», ha afirmado Erdogan en una comparecencia pública recogida por la cadena NTV.

La operación contará con el respaldo de las fuerzas del Ejército turco, que todavía no han llegado a la localidad, según Erdogan, y con apoyo aéreo ruso. Por el momento y hasta la llegada de las tropas, el Ejército de Turquía proporcionará apoyo de artillería desde la cercana frontera.

«Rusia está apoyando la operación desde el aire, y nuestras fuerzas armadas desde el interior de las fronteras de Turquía», ha afirmado Erdogan, aunque Mustafa Sejari, alto cargo del grupo rebelde sirio Liwa al Mutasem, ha asegurado que Rusia no colaborará con los rebeldes en la operación. «El papel de los rusos se limita a las áreas bajo el control del régimen», ha asegurado.