Internacional

Cambian de asiento a una pasajera en un avión porque dos pakistaníes se niegan a sentarse junto a una mujer

Los hombres también pidieron no ser atentidos por personal femenino de la aerolínea

Dos aviones de la compañía estadounidense United Airlenes en el aeropuerto de San Francisco
Dos aviones de la compañía estadounidense United Airlenes en el aeropuerto de San Francisco - REUTERS
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en:

María Campos, ciudadana estadounidense, iba a entrar en un avión con su tarjeta de embarque cuando le dijeron que le habían cambiado de asiento. Dos pakistaníes que también viajaban en el vuelo que iba desde Houston a California habían pedido el cambio. Según explicaron, su cultura les impedía sentarse al lado de una mujer.

La joven los describió como dos «monjes» que llevaban largas chilabas de color naranja y contó su experiencia en la cadena norteamericana CBS. En su relato narra cómo, justo antes de entrar en el aeroplano, uno de los encargados le dio la inesperada noticia y que, cuando tuvo que comentarle las razones del cambio, trató de explicarle que el cambio obedecía a las «creencias culturales» de dos pasajeros, dos pakistaníes que se negaban a permanecer sentados juntoa una mujer durante todo el trayecto. Además, también pidieron de forma explícita no ser atendidos por el personal femenino de la compañía, United Airlines.

«Aturdida» ante el imprevisto, Campos, que trabaja como consultora para una compañía petrolera, se adaptó a la situación. Algo que no impidió que, más tarde, cumplimentase una queja formal ante la aerolínea. «¿Qué pasaría si yo fuera discapacitada o transgénero? ¿Y si toda su tripulación estuviera formada por mujeres? Cualquier pasajero con creencias que le impidan interactuar con mujeres no debería viajar en aviones comerciales», escribió la pasajera, quien no piensa demandar a la empresa pero sí exige un cambio de política en la compañía sobre la protección de los derechos de la mujer. Decepcionada, Campos ha afirmado que creía vivir en una cultura donde las mujeres son iguales a los hombres y ha exigido una disculpa por parte de United Airlines, no solo con ella, sino con todas las mujeres que viajaban en el avión -incluidas las tripulantes-.

La aerolínea ha lamentado públicamente el incidente y ha asegurado tener «tolerancia cero con la discriminación».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios