El padre y los hermanastros de Meghan Markle
El padre y los hermanastros de Meghan Markle - ABC

Todos los escándalos de los Markle: tratos con paparazzi, cambios de opiniones, libros indiscretos y más

Según informa el portal TMZ, Thomas Markle ha cambiado de opinión y quiere acompañar a su hija al altar

MADRIDActualizado:

«Supongo que es la familia que nunca ha tenido». El Príncipe Harry resumió así la estancia navideña de Meghan Markle en Sandringham con la Familia Real inglesa. Lo dijo en un programa de radio de la BBC y lo dijo en serio. Porque hablamos de un hombre criado desde pequeño en la prudencia a la hora de hablar, como buen príncipe. Fue un golpe para la familia Markle. Pero claro, si repasamos los hechos desde el compromiso de la exactriz con el príncipe, igual Harry de Inglaterra no iba tan desencaminado.

El último episodio embarazoso para la novia lo protagonizó su padre, quien aseguró que no asistirá a la boda real para «no avergonzar» a su hija ni mucho menos a la Familia Real británica. Según informa el portal TMZ, Thomas Markle se lo ha pensado mejor y afirma que le gustaría acompañar a su hija al altar.

A principios de esta semana, tras la publicación de unas imágenes en las que se veía al progenitor de Meghan por las calles de San Diego y entrando en varias tiendas para prepararse de cara a la boda, el escándalo llegaba a las portadas: el padrino había hecho un trato con una agencia de paparazzi. Ellos le hacían fotos y él se llevaba dinero. Nadie debía saberlo... Hasta que se supo. Luego alegó que había sufrido un ataque al corazón. Un capítulo más en el libro familiar de los Markle.

La carta de Thomas Jr.

Y es que el padre de Meghan y su acuerdo con los fotógrafos ha conseguido eclipsar el mayor escándalo al que se había enfrentado la intérprete hasta ahora.

«Cuanto más tiempo pasa para la boda, se hace cada vez más claro que este es el mayor error en la historia de las bodas reales. Meghan Markle no es, obviamente, la mujer adecuada para usted», con estas líneas, Thomas Markle Jr, hermano mayor de la estadounidense, avisaba al Príncipe Harry de que todavía «está a tiempo para parar la boda».

Según Thomas, 15 años mayor que Meghan y fruto del primer matrimonio de su padre, «quizás su familia estadounidense la avergüenza» y describió a la joven como «una mujer superficial y engreída que le va a convertir en un hazmerreír, a usted y al legado de la familia real».

Con su padre cuando era un bebé
Con su padre cuando era un bebé

Lo cierto es que Thomas no siempre fue tan duro con su hermana pequeña. Tras conocerse el noviazgo de Meghan y el Príncipe Harry, aseguraba ante los medios que ella era «una gran mujer» y no tenía más que buenas palabras. Una actitud que cambió tras conocer que no sería invitado a la boda: «Tiene el papel más importante de su vida. Se convirtió en otra persona. Se olvidó de sus raíces y de su familia».

El libro de Samantha

Por supuesto, la carta de Thomas Jr. dejó atrás otro escándalo, en este caso el fascículo de Samantha Markle. La hermanastra de Meghan siguió los mismos pasos que su hermano mayor: primero, que si Meghan era adorable y la mejor persona del mundo. Después, no le volvió a decir nada bonito.

Samantha ha acusado a su hermana de no invitarle a su primera boda por estar en silla de ruedas -sufre esclerosis múltiple-, ha criticado en Twitter que invite «600 desconocidos sin reservar un lugar a la familia», ha animado al Príncipe Harry a «madurar» porque «defender la ayuda humanitaria no funciona mientras permites a Megan que ignore a los Markle»...

«Ha planeado desde su infancia convertirse en princesa. Si la Familia Real supiese cómo ha tratado Meghan a su propia familia, quedaría horrorizada», declaró en otra ocasión. Ha acusado a la actriz de ser «narcisista, egoísta, una trepadora social superficial», entre otras lindezas.

Aunque el plato gordo está por llegar. Tras saber que no sería invitada a la boda, Samantha anunció que escribiría un libro contando la verdadera cara de Meghan Markle.