Oprah Winfrey, de heroína por su discurso en los Globos a villana por sus fotos con Weinstein

La presentadora norteamericana ha visto como su álbum de fotografías cuando al exproductor se ha convertido en lo más compartido de las redes sociales

MADRIDActualizado:

No es fácil estar en la cumbre, el mínimo soplo de viento te puede tirar. Para Oprah Winfrey, el pedestal en el que fue colocada tras su aclamado discurso en los Globos de Oro ha sido efímero.

La presentadora y empresaria estadounidense ofreció durante la gala unas poderosas palabras sobre empoderamiento femenino y lucha feminista que le valieron los aplausos del público y del mundo. Mientras muchos la aclamaban como futura presidenta de los Estados Unidos, en las redes sociales comenzó un movimiento destinado a sacar los trapos sucios de Winfrey. Y en el Hollywood de ahora, los trapos sucios tienen un nombre: Harvey Wenstein.

Charlie Spiering, periodista del diario Breitbart -una de las pocas publicaciones que son firmes defensoras de Donald Trump y sus políticas- publicó un tuit en el que juntaba todas las veces que Winfrey fue retratada con el defenestrado productor hollywoodiense. Besos, sonrisas, abrazos... La presentadora, como otros muchos, se deshacía en halagos y parabienes con el todopoderoso Weinstein.

Y aquí es donde nace el dilema: ¿Sabía Oprah, como sabían otros, qué pasaba cuando una actriz se quedaba a solas con Weinstein? Quentin Tarantino o Ben Affleck son dos de los nombres que reconocieron que sabían de los movimientos de Weinstein, pero nunca lo denunciaron a las autoridades. Otros muchos han reconocido que escucharon rumores, basta con recordar el aviso de Courtney Love hace doce años («Si Harvey Weinstein te invita a una fiesta privada en el Four Seasons, no vayas») a sus compañeras de profesión. Aparenta ser difícil que Winfrey ignorase lo que se decía de Weinstein, y eso es precisamente lo que muchos le echan en cara en Twitter.