Monica Bellucci a principios de este año EFE
GENTE

Monica Bellucci, investigada en Francia y Suiza por evasión de impuestos

La actriz italiana, a la que se le podría abrir un proceso penal, niega las acusaciones de haber cometido un delito fiscal cuando aún estaba casada con Vincent Cassel

Actualizado:

Siempre bella y radiante, Monica Bellucci (53 años), se ve acosada por informaciones que parecen evocar la telenovela «Los ricos también lloran». Por una parte, la actriz italiana parece estar en el punto de mira del fisco francés por sus cuentas mientras estaba casada con el actor galo Vincent Cassel (51); y, por otro lado, las revistas del corazón publican fotos que no le habrán traído buenos recuerdos: su exmarido y padre de sus dos hijas, Deva (14) y Léonie (8), aparece divirtiéndose en las playas de Río de Janeiro con su novia actual, la modelo Tina Kunakey (21), nacida en Sicilia, crecida en Francia y famosa porque ha desfilado para las más importantes firmas de moda.

En ese paraíso en el que Bellucci y Cassel pasaron temporadasen familia, Cassel cometía infidelidades a espaldas de la actriz. Ésta terminó descubriendo la doble vida de su marido, lo que condujo al divorcio de la pareja en 2013.

Monica Bellucci sigue residiendo con sus hijas en París, aunque ha expresado su deseo de instalarse en Lisboa, donde posee una casa desde el 2016. Diversos medios franceses e italianos se han hecho eco en los últimos días de los problemas de la exmodelo y actriz con el fisco francés, que la acusa de haber evadido impuestos entre los años 2010 y el 2013, cuando aún estaba casada con Vincent Cassel.

Vincent Cassel con su actual pareja, la modelo Tina Kunakey
Vincent Cassel con su actual pareja, la modelo Tina Kunakey - EFE

Bellucci habría declarado una residencia ficticia en Londres, depositando parte de su dinero en Luxemburgo y en Suiza. Para el la Hacienda francesa esa residencia era ficticia y muestra su convicción de que en realidad vivía en París. El ministerio de Finanzas reprocha además a la actriz que posea una sociedad offshore que se ocupaba de sus cuentas de Suiza en las Islas Vírgenes, uno de los paraísos fiscales más opacos del planeta. De ahí la acusación de evasión fiscal y la petición de que debe pagar impuestos sobre sus cuentas bancarias en Suiza.

Por esta razón, el ministerio ha planteado una comisión rogatoria a Suiza, según ha hecho público el Tribunal Federal suizo, que ha convalidado la decisión de transmitir a las autoridades francesas informaciones bancarias sobre el patrimonio que la actriz italiana posee en Suiza. «La cuestión de una responsabilidad penal de Monica Bellucci no puede ser descartada», ha escrito el diario «Tribune de Genève», citando al fisco francés.

La actriz había llegado a un acuerdo amistoso con el fisco francés en 2016, pero según el ministerio de Finanzas no habría pagado los importes acordados. Las autoridades fiscales francesas sostienen que deben verificar si Belucci ha proporcionado «informaciones parciales, falsificadas o incompletas».

Monica Bellucci ha difundido un comunicado en el que desmiente «las informaciones tan malévolas como infundadas» sobre sus problemas fiscales. Al mismo tiempo, ha publicado en Instagram una foto en la que aparece, como siempre, fascinante: vestida completamente de azul, detrás de una cortina del mismo color. «Hay un proyecto secreto que descubriréis pronto», anuncia la actriz.

Marc Vaslin, abogado francés de Monica Bellucci, ha negado cualquier irregularidad, afirmando que la actriz, casada entonces con Vincent Cassel, residía en efecto en el extranjero: «La señora Casel no era residente en Francia», ha explicado el abogado.

La clave y el centro de las investigaciones fiscales están, por tanto, en la sospechosa residencia ficticia. En el 2014 los inspectores descubrieron que Cassel y Bellucci habían creado en el 2010 una sociedad en Luxemburgo, «Aqua Sci», propietaria de un inmueble en los Pirineos Atlánticos. Las acciones de la sociedad estaban repartidas entre la pareja al 50%. Pero, según el documento del registro de la compañía «Aqua Sci» al que ha tenido acceso «Tribune de Geneve», Vincent Cassel habría declarado que vivía en el barrio de Belleville, en París, mientras Monica Bellucci habría afirmado que residía en Londres. Los artículos de periódicos de la época afirmaban que el matrimonio vivía con sus dos hijas en Belleville.

El caso no está cerrado. La actriz había intentado por todos los medios que las informaciones bancarias sobre su patrimonio en Suiza no llegaran a Francia, presentando incluso un recurso en los tribunales suizos. Sin embargo, la decisión del Tribunal Federal de Suiza consintiendo al fisco francés conocer los pormenores de las cuentas de la actriz, puede crearle un problema, hasta el punto de que el diario «Il Sole 24 ore» escribe: «Si son confirmadas las sospechas de ocultación, Monica Bellucci correrá el riesgo de enfrentarse a un proceso penal».