Jennifer Lawrence en una escena de «¡Madre!»
Jennifer Lawrence en una escena de «¡Madre!»

Jennifer Lawrence, Justin Bieber o Kim Kardashian: los famosos más bordes con sus fans

Son muchas las «celebrities» que pierden el control ante los ojos de sus seguidores y demuestran no saber lidiar con la fama

MADRIDActualizado:

La actriz estadounidense Jennifer Lawrence («Los juegos del hambre», «X-Men»), de 27 años, ha confesado a la revista Variety que no puede evitar mostrarse «maleducada» cuando se siente agobiada por sus fans. «Una vez que entro en un lugar público me vuelvo increíblemente grosera. Me convierto en una enorme gilipollas. Esa es mi única forma de defenderme», ha revelado en una entrevista de «Actors on Actors» para el célebre semanario estadounidense.

Para explicarlo mejor y facilitar que la gente se ponga en su pellejo, la intérprete ha puesto un ejemplo muy concreto: «Llevo a mi perro al parque todos los días, a Central Park [en Nueva York], y en cuanto llegamos a la entrada estamos jod...os porque se acerca todo el mundo».

El caso Bieber

Pero Lawrence no es la única que tiene días malos o que muestra su peor cara ante los fans. Cuando se trata de ser grosero con sus seguidores, Justin Bieber se lleva la palma. En muchas publicaciones se ha asegurado que el cantante ha escupido en ventiladores y ha orinado en cubos públicos, ganándose el desprecio de todos. Hasta el punto de que en una ocasión, el joven cantante supuestamente escupió a los aficionados desde un balcón en Toronto, Canadá.

La estrella es famosa por hacer menospreciar a sus admiradores: se ha negado a hacerse fotos con ellos y a firmarles autógrafos, ha llegado tarde a conciertos, no ha posado para medios de comunicación. De hecho, en una ocasión el cantante informó a través de su perfil de Instagram de que iba a dejar de hacerse fotos con los fans porque «se sentía como un animal de zoológico». A esto agregó: «Soy consciente de las personas se sentirán decepcionados, pero no le debo a nadie una foto».

Por si esto fuera poco, hay numerosos vídeos en los que se puede comprobar cómo Bieber pierde la calma con los fans. Justo hace un año, el 22 de noviembre de 2016, le dio un puñetazo a un fan que lo esperaba a la salida de un concierto que celebró en Barcelona. Para tocarlo, el seguidor metió la mano en el coche en que iba sentado el cantante y Bieber, ni corto ni perezoso, le propinó un puñetazo en el rostro.

Momento en que Justin Bieber le da un puñetazo a un fan-YOUTUBE

Kim Kardashian y Kanye West, tal para cual

Siempre han existido rumores que aseguran que Kim Kardashian se vuelve grosera cuando las cámaras se apagan. O así lo afirma su exmarido Kris Humphries. Según confesó el jugador de baloncesto, guarda mensajes antiguos en los que la más popular de las Kardashian corta tajantemente a sus fans. En ellos, se refiere a sus seguidores como «don nadie», «patéticos», «ingenuos», «estúpidos», «imbéciles», e incluso «personas don nadie que se aburren». Por su parte, la «celebritie» ha informado de que ya no se fotografiará con sus fans ni firmará autógrafos.

Su esposo, Kanye West, tampoco se queda atrás. Quienes han tenido ocasión de compartir tiempo-espacio con él afirman que su autoadmiración roza el narcicismo. Se le ha calificado de grosero, arrogante y muy desagradable. Nadie puede olvidar el momento en el que le robó el micrófono a Taylor Swift y dijo que Beyoncé se merecía el premio más que ella.

Además, al parecer, esta actitud grosera no solo se produce de puertas afuera, sino que en su casa muestra la misma actitud. Kloe Kardashian le ha descrito como «una persona grosera, arrogante y con muy mal carácter». Kanye fue noticia el año pasado por agredir a un fotógrafo y a una joven de 18 años. Al igual que su mujer, el rapero se niega fotografiarse con sus fans ni firmarles autógrafos.

Explosiones de rabia

Los problemas de ira de Christian Bale («Batman Begins») son de sobra conocidos en la esfera hollywoodiense. El actor ha empezado a ser reconocido por su mal carácter más que por su talento. En 2008, Bale fue acusado de agredir a su madre y su hermana en Londres. Fue detenido, pero al final se retiraron los cargos contra el actor. Durante los últimos años han circulado por la red numerosos vídeos en los que se puede comprobar cómo la estrella insulta y amenaza a las personas que compartían set con él.

Además, Bale también se muestra bastante grosero con sus fans. Según explicó Harrison Cheung, el expublicista del actor, Bale ha tratado tan mal a algunos de sus seguidores que les ha hecho llorar. Cheung también afirmó que al actor le ponía de muy mal humor recibir las cartas de los aficionados en su casa.

¿Fobia a los fans?

Un caso curioso, que casi roza lo cómico, es el del actor Mark Hamill (Luke Skywalker en «La guerra de las galaxias»). Un seguidor le hizo una fotografía cuando estaba en el aeropuerto de Nueva York; montado en una silla de ruedas, con su perro en su regazo y un enorme sombrero negro tras el inentaba esconder la cara. El fan subió la instantánea en Twitter y, preocupado, preguntó qué le pasaba al actor. Fue entonces cuando Hamill, experto en el arte de rehuir a los seguidores, desveló que la vieja silla de ruedas y sus pintas formaban parte de una estrategia para evitar que la gente lo reconociera, una forma de pasar desapercibido. No quería que falsos fans le pidieran autógrafos que luego iban a vender en eBay a sus verdaderos admiradores.