Estilo - Gente

Genoveva y Michavila se dan una segunda oportunidad

La pareja sigue luchando por mantener una relación que siempre ha sido complicada y es que no se trata únicamente de dos personas enamoradas sino que salpica a sus respectivas familias y

Genoveva Casanova y José María Michavila
Genoveva Casanova y José María Michavila - GJB/GDG

La presentación del catálogo solidario de la joyería Chocron se ha convertido ya en una cita casi fija por estas fechas. Diez personalidades de diferentes ámbitos posan de forma altruista en unas cuidadas imágenes que se han dado a conocer en un acto que contó con Genoveva Casanova, embajadora de esta firma, y muy retirada en los últimos meses de la vida social.

Lo cierto es que desde que anuncio su final con José María Michavila la mexicana se había centrado en sus estudios universitarios dejando a un margen la vida social y sin apenas salir de casa. Rumores de una segunda oportunidad con el exministro circulaban desde hacía un tiempo en su entorno más directo y hace muy poco unos paparazzi pudieron captar que esa reconciliación es una realidad y que hoy la pareja sigue luchando por mantener una relación que siempre ha sido complicada y es que no se trata únicamente de dos personas enamoradas sino que salpica a sus respectivas familias y en unas circunstancias que no son nada fáciles.

Pero a pesar de las pocas ganas que Genoveva tiene de hablar de su noviazgo lo cierto es que los hechos hablan por si solos. Ese día no estuvo a su lado Michavila como sí ha ocurrido en ocasiones anteriores pero esta discreción es precisamente la que quieren cultivar en esta segunda oportunidad que puede acabar con la famosa creencia de que segundas partes nunca fueron buenas. Sin tanta aparición publica y sin tanta vida social la apuesta de los dos es salvar una relación que mes a mes va afianzándose a pesar de los problemas que han existido en el pasado. Mirar de frente y vivir el momento es hoy fundamental para una Genoveva que ha encontrado en sus estudios su mejor ocupación, amén de ocuparse de sus dos hijos adolescentes a los que ya ha inculcado su interés por las labores humanitarias.

También con un fin solidario se ha presentado en la joyería Suárez de Madrid la pulsera «One» a beneficio de la Fundación Aladina. Sassa de Osma fue la madrina de este acto en una de sus escasísimas apariciones como imagen de marca. Aunque Sassa estaba para dar a conocer esta pulsera se nota que le cuesta hablar delante de los medios. De su relación con Christian Hannover (el segundo hijo de Ernst de Hannover) no dice nada aunque en su circulo insisten en que siguen juntos instalados en Madrid y de su amistad con Vargas Llosa (ambos son peruanos) tampoco le gusta hablar. Sassa sí comentó que está muy volcada en su negocio de moda en Perú donde está llevando firmas innovadoras españolas y algunas más consagradas como la de Jorge Vázquez, con quien le une una buena amistad.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios