La dramática situación familiar de Lindsay Lohan

La Policía ha detenido a la madrastra de la actriz

MADRIDActualizado:

Lindsay Lohan no pasa por su mejor momento. La actual esposa de su padre, Michael Lohan, llamó a la Policía el pasado viernes pero, al contrario de lo que se podría pensar, fue ella la que terminó siendo arrestada por los agentes para llevar a cabo una evaluación psiquiátrica.

Al parecer, según ha desvelado el propio padre de la intérprete estadounidense al portal «TMZ», su actual pareja, Kate Major, volvió a su casa de Florida sobre las seis de la mañana en estado de embriaguez, por lo que Michael decidió coger a sus hijos y llevárselos con él. Bastante enojada, la mujer llamó a la Policía para denunciar el «supuesto» secuestro y durante la llamada vertió varias amenazas sobre su esposo.

Cuando los agentes llegaron a la residencia, Lohan les mostró un vídeo del incidente que había grabado y determinaron que el hombre no había hecho nada, pero la que al final terminó arrestada fue la denunciante por las amenazas que había realizado sobre su pareja.

La propia Policía de Boca Ratón confirmó la versión del padre de la acteriz al portal haber. Asegura que respondieron a una llamada de violencia doméstica y haberse llevado a Kate para un análisis psicológico involuntario con el fin de evitar que se hiciera daño a sí misma o a los demás.

No es el primer problema que tiene Major. El padre de la niña rebelde de Hollywood señaló que había vuelto a convivir con su mujer después de un largo período de distanciamiento, que incluyó los seis meses de prisión que Kate tuvo que cumplir el año pasado tras saltarse la libertad condicional después de atacar a un policía en Miami.

Problemas con su pareja

No son los únicos problemas de Lohan ni tampoco es la primera vez que unos agentes tienen que acudir por problemas domésticos. A finales de 2016, acusó a su pareja de haberla engañado con varias mujeres.

La pareja en 2016
La pareja en 2016- GTRES

Por si fuera poco, varios agentes de policía se personaron el pasado verano en el piso que Lindsay Lohan compartía en Londres con el millonario Egor Tarabasov, después de que los vecinos de la intérprete alertaran de un caso de violencia verbal entre la pareja, del que el diario británico «The Sun» llegó incluso a publicar un vídeo que muestra a la artista pidiendo ayuda a gritos desde el balcón.