Estilo - Gente

El divorcio del mejor amigo de Tita Thyssen

Manuel Segura, el hombre más cercano a la baronesa y padre biológico de su hijo Borja, pone fin a 15 años de matrimonio con Paz Pastor

Manuel Segura, Carmen Thyssen y su hijo Borja a bordo del yate de Tita, el «Mata Múa», cerca de Formentera
Manuel Segura, Carmen Thyssen y su hijo Borja a bordo del yate de Tita, el «Mata Múa», cerca de Formentera - CORDON

Es, desde hace tres veranos, una figura omnipresente en el descanso estival de los Thyssen. En un muelle ibicenco, en aguas de Formentera, ayudando a la baronesa a bajar por la escalerilla o zambulléndose junto a Borja. Discreto, siempre en un segundo plano tras la troupe familiar de Borja Thyssen y Blanca Cuesta, «guardando» la espaldas a Tita y sus mellizas Carmen y Sabina, Manuel Segura se mueve con sigilo y elegancia. Se nota su presencia, aunque no destaque. Sin su ancha cintura y su buena mano izquierda, tal vez estas últimas estampas familiares-veraniegas de Carmen Thyssen y compañía no hubieran tenido lugar. Segura, un publicista santanderino bien conocido en los círculos de la alta sociedad madrileña, es «el pacificador», el hombre que consiguió que Tita y Borja enterraran el hacha de guerra en 2014, por más que él mismo se empeñe en quitarse méritos.

También es el padre biológico de Borja, quien sin embargo lleva los apellidos Thyssen-Bornemisza desde que el difunto barón decidiera dar sus apellidos e incluir en su millonaria fortuna al único hijo de su quinta esposa. Borja, que desde niño intuía que ese amigo de la familia era algo más, tuvo la certeza cuando, a los 7 años, su madre, su padre legal y su padre natural se lo confirmaron. Años más tarde, vía exclusiva, la identidad del auténtico padre de Borja fue desvelada por la propia Tita: «Manuel Segura me ha dado a mi hijo, Borja». Para Borja fue un alivio dejar de dar respuestas ambigüas sobre un hombre que, de manera sutil, le respondía en los momentos de auténtica necesidad.

A lo largo de este tiempo, sin embargo, Manuel Segura forjó su propia vida sentimental y familiar. Su condición de amigo-consejero-confidente de la banoresa no le ha impedidor compartir 15 años de matrimonio con una ejecutiva llamada Paz Pastor, que ahora llegan a su fin. Aunque este final, según los implicados, no está resultando especialmente amargo.

Segura ha compaginado su matrimonio de 15 años con Paz Pastor
Segura ha compaginado su matrimonio de 15 años con Paz Pastor- GTRES

Sin peleas ni disputas

«Sí es verdad que estamos separados. La decisión la hemos tomado hace unas semanas y te puedo asegurar que lo hemos hecho todo de una forma muy tranquila, sin pelas ni disputas. Nos llevamos muy bien y así vamos a seguir. Es normal que quedemos de vez en cuando o que acudamos a algunos actos juntos. La amistad no tiene por qué perderse», confirmaba Paz Pastor a ABC durante un evento de moda (desfile de la firma catalana Tom Hom) celebrado en la embajada de Italia esta semana. Paz es una mujer de planta imponente y dueña de un carácter tan discreto como el de su ex. Días atrás, ambos compartieron front row en el desfile de Roberto Torretta, durante la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.

Prudentes y constantes

Durante todos estos años, el matrimonio Segura-Pastor ha tenido una presencia constante, aunque prudente, en los medios del corazón. Inevitable comentar el antiguo noviazgo que el publicista y relaciones públicas, con fama de playboy, tuvo con Carmen Cervera a finales de los años 70. Se conocieron una Semana Santa en Marbella, gracias a una maiga común; disfrutaron de dos años de amor y cuando atravesaban una crisis, Tita supo que estaba embarazada. Entonces, decidieron seguir con sus vida por separado y ella volvió a la Costa Brava. Pero nunca dejaron de ser amigos, incluso después del casamiento de Tita con el barón Thyssen en agosto de 1985.

Segura con Carmen Thyssen en Ibiza en 2014
Segura con Carmen Thyssen en Ibiza en 2014- GTRES

Segura precisamente ha sido una de las piezas clave durante los siete años que duró la «guerra fría» entre Tita y su hijo, cuando se negó a acudir a la boda de este con Blanca Cuesta en octubre de 2007. Desde entonces y hasta 2014, tampoco quiso conocer a los nietos que iban naciendo. Como padre de Borja y persona de absoluta confianza de Tita, Segura trataba de poner algo de calma. Era el encargado de transmitir mensajes de reconciliación. Él sí estuvo presente en el enlace de Borja, fue todo un espaldarazo a los novios, pero también fue el paño de lágrimas de la baronesa, quien lloraba la pena de perderse los mejores años de su hijo. Solo o en compañía de su mujer Paz, Manuel viajaba con Tita a bordo del «Mata Múa» para acompañarla en sus veranos de soledad y hasta le ayudaba con las mellizas Carmen y Sabina, que a día de hoy siguen sin tratarse con los cuatro hijos de Borja y Blanca.

Aunque Paz Pastor confirmó a ABC, muy relajada y educada, su final con Segura, lo que no quiso entrar fue en los detalles sobre esta ruptura, que, a decir de su entorno, se debe al desgaste de la convivencia y a la manera tan diferente que tienen de dirigir sus vidas. No tienen hijos en común ni otros lazos que les aten. Cercanos a los Thyssen aseguran que, a partir de ahora, a Manuel Segura se le verá aún más junto a Tita y las niñas, bien en la Costa Brava o en Andorra, donde la baronesa ha fijado su residencia tras sus problemas con la Agencia Tributaria.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios